El ex secretario de Estado admite que el castrismo pareció “endurecerse” después de que Obama visitara la Isla

Ex secretario de Estado de EEUU John Kerry / Foto: Flickr

John Kerry, el ex secretario de Estado de Estados Unidos durante la administración de Barack Obama y uno de los actores en el llamado “deshielo” con Cuba, al parecer no está contento con el castrismo, pues indicó que en la isla comunista las cosas “que se suponía que iban a pasar en términos de apertura económica obviamente no pasaron” pese a las concesiones que la administración demócrata tuvo con el régimen totalitario. En su artículo el reconocido periodista Andrés Oppenheimer, califica de “mea culpa” la declaración de Kerry con respecto a la política de Obama con Castro.

“Cuando le pedí repetidamente a la campaña de Biden una entrevista con el candidato demócrata sobre sus políticas hacia Cuba y Venezuela, me ofrecieron hablar con uno de los principales voceros de Biden en materia de política exterior, el ex secretario de Estado John Kerry. Kerry, quien era Secretario de Estado cuando Obama normalizó las relaciones con Cuba, me hizo un sorprendente mea culpa cuando hablé con él el 4 de septiembre. Me dijo que estaba decepcionado de que ‘las cosas que se suponía que iban a pasar en Cuba en términos de apertura económica obviamente no pasaron’”, detalla parte del artículo.

John Kerry, ex secretario de Estado de EEUU durante la era Obama (centro) es recibido en La Habana en agosto de 2015 por Lidia Margarita González, subdirectora del protocolo del MINREX (der) y Jeffrey de Laurentis, Encargado de Negocios de la embajada para ese momento (izq) / Foto: @JohnKerry.

El ex secretario de Estado admite que el castrismo pareció “endurecerse” después de que Obama visitara la Isla. “El vicepresidente Biden como presidente claramente querrá revitalizar la política hacia Cuba … Cuba tendrá que ser denunciada por algunos de los abusos de derechos humanos y la negación de oportunidades para su propio pueblo”.

Oppenheimer destaca además que “ese mea culpa debería haberlo hecho el propio Biden en Miami, y no Kerry. Pero fue un error garrafal del candidato demócrata”. El periodista argentino detalla además que como resultado “Trump le dio una paliza a Biden con los votantes cubanoamericanos y venezolanos-americanos en Miami, y ganó la Florida”.

Tomado De Cubanosporelmundo

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.