Ex espía cubano Gerardo Hernández se bota de loco y dice que en Miami hay menos libertad de expresión que en Cuba

El ex espía cubano Gerardo Hernández Nordelo afirmó con pleno convencimiento que en Cuba existe mayor libertad de expresión que en Miami.

Hernández comentó en el programa oficial “La pupila asombrada”, colaboración de la Televisión Cubana, el Ministerio de Comunicaciones y el ICAIC, conducido por Karen Brito, que muchísimos artistas han cantado y trabajado en Cuba sin hacer mención alguna sobre el bloqueo ni nada de política, y han llegado a Miami y han tenido que manifestar la misma perspectiva sobre Cuba que la mayoría de los exiliados y la comunidad cubana en esa ciudad, porque alegó que todos allá están socialmente obligados a pensar de la misma forma.

La entrevista realizada al actual coordinador nacional de los CDR estaba destinada a debatir sobre la libertad de expresión en Cuba y en Miami, además de tratar los diferentes aspectos de la manipulación de información por parte de los medios de comunicación.

Para exponer su posición, puso el ejemplo de que si un cubano sale a caminar por las calles de La Habana con un pullover de Biden, es realmente improbable que alguien le diga algo o lo agreda, pero aseguró que nadie que salga con uno de Díaz-Canel (por no decir Fidel o Raúl, enfatizó) por Miami logrará caminar 4 manzanas sin que algo ocurra.

Las declaraciones del ex espía no incluyeron las posibles consecuencias en caso de que la misma persona de su experimento lleve un pullover con la imagen del activista Luis Manuel Otero en lugar de Biden por La Habana, o un cartel con la frase “Abajo la Dictadura”, o una camiseta minimalista con la palabra NO.

Por ejemplo, esta semana un disidente cubano intentó una idea similar en Santiago de Cuba y terminó siendo detenido y sancionado por tres supuestos delitos diferentes, lo que hizo que el importe de la multa ascendiera a más de 6.000 CUP.

Se conoce que los integrantes de Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) utilizan el vocablo “No” para expresar su rechazo a la represión en la isla, y la palabra estaba plasmada en el pullover que el opositor llevaba puesto. Cuando los agentes de la policía política no lograron romperle la camiseta, le escribieron con tinta el lema “Yo soy Fidel”.

Hernández tampoco se refirió a la situación de Luis Robles, activista que fue aprehendido por manifestarse pacíficamente en el capitalino Boulevard de San Rafael portando una pancarta con la que demandaba el fin de la represión en el país, y quien enfrenta actualmente una sentencia de privación de libertad.

Asimismo, no abordó las capturas arbitrarias contra los manifestantes del pasado 30 de abril en la calle Obispo y que están en la cárcel, como es el caso del activista Esteban Rodríguez.

Además, no mencionó a los cubanos que desde Estados Unidos protestan contra el embargo a Cuba, en cuyas actividades cuentan con el apoyo de la policía norteamericana y el respeto de la ciudadanía por ejercer su derecho a la libertad de expresión.

TOMADO DE CUBACUTE

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.