Evacúan los alrededores del Capitolio de EEUU por una amenaza de bomba

Un equipo de negociadores dialoga con un hombre que amenaza detonar una bomba en Washington.

El auto con el presunto terrorista en las afueras del Capitolio. ALEX BRANDON AP

Un hombre sentado dentro de una camioneta negra tipo pickup afuera de la Biblioteca del Congreso, en la zona del Capitolio, dijo el jueves a los policías en Washington que traía una bomba consigo, lo que generó una pronta respuesta para determinar si se trataba de un dispositivo operable, informaron las autoridades.

La Policía desalojó varios edificios de la zona que rodea al edificio luego que los agentes vieron al hombre sosteniendo lo que parece ser un detonador, afirmó el jefe de la Policía del Capitolio de Estados Unidos, J. Thomas Manger. La identidad del hombre no se dio a conocer, informó AP.

Los negociadores de la Policía se comunicaban con el hombre, que escribió notas y se las mostró a las autoridades desde el interior del vehículo, de acuerdo con tres personas que no estaban autorizadas a discutir públicamente del asunto y que hablaron a condición de mantener el anonimato.

«Mis negociadores trabajan arduamente para tratar de llegar a una solución pacífica a este incidente», indicó Manger. «Estamos tratando de obtener la mayor información posible para hallar la manera de resolver esto pacíficamente».

El episodio inició alrededor de las 9:15AM, cuando la camioneta subió a la acera afuera de la biblioteca, detalló Manger. El conductor dijo a los policías que tenía una bomba, y estaba sosteniendo lo que los oficiales creen que se trata de un detonador. El vehículo no tiene placas.

La Policía distribuyó francotiradores en el área cercana al Capitolio y la Corte Suprema y desalojó varios edificios que conforman el complejo del Capitolio. El Congreso se encuentra en receso esta semana, pero personal fue visto saliendo a pie del área tranquilamente con dirección a los agentes. 

La capital del país ha vivido un periodo tenso desde la insurrección del 6 de enero en el Capitolio de parte de partidarios del entonces presidente Donald TrumpUn cerco rodeaba la zona del Capitolio desde hace meses, pero este verano fue retirado.

Un día antes del incidente en enero, alguien dejó una bomba casera en las sedes del Comité Nacional Demócrata y del Comité Nacional Republicano en Washington. No ha habido arrestos por la colocación de las bombas.

Automóviles de la Policía y barricadas cercaban la zona, y cerca se instalaron varios camiones de bomberos y ambulancias. También respondieron la Policía Metropolitana del Distrito de Columbia, el FBI y el Departamento de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF por sus siglas en inglés).

La Casa Blanca dijo que estaba monitoreando la situación y que las fuerzas del orden la mantenían informada.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%