Evacúan la Sala de Neonatología del Hospital Ginecobstétrico Mariana Grajales de Villa Clara

Foto: CMHW La Reina Radial del Centro

Una caída de un poste eléctrico en las inmediaciones del Hospital Ginecobstétrico Mariana Grajales de Villa Clara, paralizó los servicios en la Sala de Neonatología de ese centro por lo que fue necesario evacuar a los recién nacidos.

La emisora local CMHW La Reina Radial del Centro que dio seguimiento informativo al hecho, aseguró que hubo una “rápida actuación ante avería eléctrica”.

Ese medio de prensa catalogó de “contingencia eléctrica” lo ocurrido pero no explicó a qué se debió la caída del poste que provocó la paralización de los servicios en la Sala de Neonatología del Hospital Ginecobstétrico Mariana Grajales, de la central provincia de las Villas.

Sobre la evacuación de los 15 bebés que allí permanecían ingresados explicaron que: 10 fueron reubicados en otras salas de la propia institución y cinco se trasladaron hacia el Hospital Infantil «José Luis Miranda»; tal y como explicara a la prensa el Dr. Juan José Pulido López, jefe de Atención Médica en la Dirección Provincial de Salud.

“El movimiento de los bebés transcurrió sin riesgos, con el apoyo del personal médico, paramédico, de enfermería y los acompañantes. Al tiempo que se crearon las condiciones para garantizar la asistencia neonatal en los nuevos alumbramientos”, confirmó Pulido López.

El Dr. Juan José Pulido López dio algunos detalles del suceso que originó la afectación. Según sus declaraciones a la prensa. Se cayó un poste interno del hospital pasadas las 7 de la noche que dejó sin electricidad a la sala de Neonatología, la cual tiene el servicio conjunto de terapia intensiva, terapia intermedia y alojamiento conjunto.

Sobre las especificidades de la evacuación, afirmó que nueve bebés fueron reubicados dentro del propio hospital por no tener necesidad de oxígeno, por lo que se habilitaron sitios para alojarlos con sus madres.

Un niño ventilado en estado crítico, necesitó ser trasladado para el Hospital Pediátrico, para la sala de terapia intensiva y cuatro niños graves también para cuidados intensivos algunos con hidratación y con necesidad de oxígeno.

Además se vio afectada una sala de puerperio, pero el jefe de Atención Médica en la Dirección Provincial de Salud dijo que se resolvió la situación de manera interna.

Tras el incidente, explicaron que de inmediato se procedió a la evacuación de todos los bebés hacia otras salas de la propia institución y al Hospital Infantil José Luis Miranda.

Por otro lado, señalaron que una brigada de trabajadores trabajó en la reposición del poste eléctrico estimándose que sobre la medianoche concluirían las labores.

En los varios reportes de la prensa local, no respondieron las dudas de la población sobre qué provocó en primer lugar la caída del poste eléctrico. Ni tampoco se aclaró si el hospital tenía o no una planta eléctrica para situaciones de riesgo como la ocurrida, por la oscuridad de las imágenes transmitidas se intuye que ese servicio sustitutivo para casos de contingencia no funcionó anoche.

Durante la llamada revolución energética, que no terminó con los apagones en Cuba, se colocaron miles de grupos electrógenos por todo el país, priorizando, centros médicos, y sitios de elaboración de alimentos. Pero tras más de 15 años, y con las carencias de combustible en la isla, es de esperar que no funcionen.

TOMADO DE CUBITANOW

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%