Cuba

Europarlamentarios piden a la UE romper las relaciones con el régimen cubano

Anuncios

Amnistía Internacional y Human Right Watch condenan la violación de los derechos humanos en la Isla.

La activista cubana Rosa María Payá y tres europarlamentarios. ROSA MARÍA PAYÁ/TWITTER

Tres europarlamentarios solicitaron este martes a la Unión Europea revisar sus relaciones con el Gobierno de Cuba después de que las autoridades negaran la legitimidad de la Marcha Cívica por el Cambio, convocada para el próximo 15 de noviembre. Los miembros del Parlamento Europeo Hermann Tertsch (VOX), Leopoldo López Gil (Partido Popular) y José Ramón Bauzá (Ciudadanos) actualizaron la Declaración Conjunta sobre la Libertad y la Democracia en Cuba tras la negativa del régimen al derecho a la manifestación. 

Las ONG Amnistía Internacional y Human Right Watch también condenaron este martes la violación de los derechos humanos en Cuba

Junto a la activista cubana Rosa María Payá, de CubaDecide, los europarlamentarios pidieron al Alto Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, «condenar enérgicamente la incesante represión por parte de las autoridades cubanas y brindar a través de la Delegación de la Unión Europea en Cuba toda la asistencia posible a las personas perseguidas por el régimen«. 

Los firmantes solicitaron al bloque comunitario «convocar una reunión urgente con las autoridades cubanas para que, a la luz de la sistemática violación de las obligaciones y de los compromisos pactados en el Acuerdo de Diálogo Político y de Cooperación entre la Unión Europea y Cuba, la UE aplique de inmediato el mecanismo de suspensión previsto en el Acuerdo«.

El documento recordó que el Artículo 85, apartado 3, letra b del Acuerdo de Diálogo Político y de Cooperación entre la Unión Europea y Cuba establece la cláusula de suspensión de ese acuerdo «por la reiterada y sistemática violación de los derechos humanos, y convocar con carácter inmediato una reunión del Comité Conjunto en vista de las infracciones por el Gobierno cubano de los elementos esenciales del acuerdo: no respetar los principios democráticos, los derechos humanos, las libertades fundamentales y el Estado de Derecho«.

La declaración pidió, además, «cesar de inmediato la ayuda financiera de la UE a Cuba que pueda aterrizar en manos del régimen cubano, la cual se ha prestado sistemáticamente a pesar de las graves violaciones pasadas y presentes de los derechos humanos, y lo anterior, teniendo especial cuidado de no dañar al pueblo cubano«. 

Los firmantes pidieron a la UE «adoptar sanciones contra las personas y entidades responsables de violaciones de los derechos humanos en Cuba», así como «poner remedio inmediatamente a la situación en la que la sociedad civil queda excluida del acceso a los fondos de cooperación de la participación en el acuerdo, mientras que, en cambio, la participación y el acceso a dichos fondos están permitidos exclusivamente para las empresas en las que el Estado participa o que controla».

Por su parte, los europarlamentarios pidieron a las autoridades cubanas «liberar de inmediato a todas las personas detenidas por ejercer sus derechos fundamentales. El cese inmediato de toda violencia, persecución, hostigamiento, detenciones arbitrarias y continuos ataques contra los manifestantes pacíficos del 11 de julio de 2021 como el Movimiento San Isidro, periodistas independientes, miembros de la oposición pacífica y defensores de derechos humanos en Cuba como CubaDecide, Prisoners Defenders y la Asociación Observatorio Cubano de Derechos Humanos, entre otros».

También solicitaron a La Habana que permita la entrada y el acceso sin restricciones de los diputados del Parlamento Europeo a Cuba.

«Los firmantes reiteramos nuestra enérgica condena por la respuesta violenta del presidente cubano Miguel Díaz-Canel al movimiento pacífico de 11 de julio de 2021 que se saldó con cientos de detenciones arbitrarias y civiles heridos, desapariciones forzadas y torturas, y al menos un muerto a manos del régimen cubano«, señaló el documento.

Rosa María Payá, hija del fallecido opositor cubano Oswaldo Payá, respaldó la declaración que «apoya el derecho del pueblo cubano a vivir en democracia» y que «le dice a la UE lo que tiene que hacer». «Hay que activar la cláusula de suspensión de ese acuerdo (…) No actuar en este momento es tender la mano al régimen«, dijo la activista en una conferencia de prensa junto a los tres europarlamentarios desde Bruselas, informó la agencia española EFE.

ONG condenan al régimen cubano

«El régimen cubano dice que no ‘reconoce legitimidad en las razones’ para la marcha del 15 de noviembre organizada por Archipiélago. Protestar es un derecho que no puede estar sujeto a los caprichos de un Gobierno«, dijo este martes en Twitter José Miguel Vivanco, presidente para las Américas de Human Rights Watch (HRW).

«El Gobierno de Díaz-Canel viola nuevamente el derecho de las personas a protestar pacíficamente en Cuba«, afirmó Erika Guevara-Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional.

«Con el usual lenguaje de guerra fría, niega la petición de Archipiélago para la marcha cívica por el cambio del 15 de noviembre, y sigue deteniendo arbitrariamente y hostigando a activistas que la organizan», agregó en Twitter Guevara-Rosas.

«Sabíamos que el Estado de Derecho en Cuba era una ficción insostenible. Ahora tenemos la certeza de que, en dictadura, la Constitución es letra muerta. Ya no les temo a los camiones de basura, a los ‘camisas negras’, a los palos que exigen en cada centro de trabajo, ni a la dictadura. Y sí, ya uso la palabra DICTADURA«, dijo el dramaturgo Yunior García Aguilera, impulsor de la marcha, tras la negativa del régimen.

Archipiélago adelantó la fecha de la marcha pacífica para el 15 de noviembre por una convocatoria del régimen a maniobras militares del 18 al 20 de noviembre con motivo del Día Nacional de la Defensa.

Las autoridades locales de varias ciudades en la Isla respondieron este martes con la misma carta a las notificaciones hechas de la marcha. Según el documento oficial, la manifestación es una «acción ejercida» contra el carácter socialista impuesto en la Constitución, «desestabilizadoras» y por tanto «ilícitas».

Sin embargo, Archipiélago aseguró que «el 15 de noviembre nuestra decisión personal será marchar cívica y pacíficamente por nuestros derechos»

Estados Unidos llamó «al Gobierno en La Habana a respetar las libertades fundamentales y los derechos fundamentales del pueblo cubano».

TOMADO DE DIARIODECUBA

Entradas recientes

La situación de rehenes vivida ayer en La Habana es convertida en un acto político por el Gobierno

Una especie de acto político en una cuadra de El Vedado fue la culminación del rescate de una agente de… Leer más

5 horas hace

La Asamblea Nacional del Poder Popular se suma a la guerra contra la marcha del 15N en Cuba

La vicepresidenta del aparato legislativo del régimen llama a los promotores de la manifestación cívica 'grupos sin escrúpulos'. Ana María… Leer más

6 horas hace

Cubano enfrenta 9 años de cárcel por gritar contra el gobierno desde el patio de su casa

Foto de: La Hora de Cuba/ Facebook Gabriel Bauza Machado, de 53 años de edad, es un cubano, sobre el… Leer más

6 horas hace

Autoridades de Holguín explican sobre situación del bebé abandonado y sus hermanas

Foto de: Telecristal/ CubitaNOW La noticia de un bebé abandonado en un parque de Holguín, publicada por CubitaNOW, desató las alarmas en la… Leer más

6 horas hace

Delito de sedición: la nueva herramienta del régimen contra manifestantes pacíficos en Cuba

Dentro del Código Penal cubano, este delito se sanciona con penas que van de diez a 20 años de cárcel,… Leer más

9 horas hace

‘El mecanismo más eficiente que tenemos los cubanos para reivindicar derechos es ocupar espacios públicos’

Después de haber visto las intervenciones estatales en barrios para intentar transformarlos después del 11J, está claro que era lo… Leer más

9 horas hace