Atardecer en el malecón

A la una de la madrugada de este domingo 1 de noviembre (es decir, de sábado para domingo), se atrasarán en Cuba una hora los relojes para restablecer el horario normal, y coincidir de esa forma con los países del hemisferio norte.

Quedará restablecido así el “horario normal”, también conocido como “horario de invierno”.

También este domingo cambia la hora en Florida y el resto de Estados Unidos, aunque en ese caso el cambio se hace a las 2 de la madrugada, cuando los relojes retroceden una hora.

En el caso de Florida, se discute desde 2018 la “Ley de Protección del Sol”, que aspira a mantener el horario de verano durante todo el año. Con ese fin, en marzo del 2018 el entonces gobernador, Rick Scott, firmó una ley que posteriormente contó con el respaldo del Senado de Florida, aunque para su aprobación final necesita la aprobación del Congreso.

El político republicano dijo que la medida ayudaría al sector turístico y a los residentes a “disfrutar todo lo que nuestro hermoso estado tiene para ofrecer más tarde en el día”. 

En Cuba, sus habitantes están ajenos a la actual polémica de muchos países, de si los cambios de horarios afectan los ciclos del sueño y alimentación de las personas, o de si es factible mantener una medida creada hace décadas, cuando no existían los aparatos electrónicos y el ritmo de la vida era diferente.

Acostumbrados desde hace décadas a dos cambios de hora al año, los cubanos dormirán 60 minutos más este fin de semana.

Como es habitual, las autoridades advierten de un mayor consumo de la luz artificial, de un aumento de la demanda de electricidad en el horario pico, entre las cinco de la tarde y las nueve de la noche, y hacen un llamado al ahorro.

Tomado De CIBERCUBA

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.