Estados Unidos le pide a Díaz-Canel que “detenga la violencia que ha desatado” en Cuba

ulie Chung, subsecretaria del Departamento de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental del Gobierno de Estados Unidos, envió un mensaje vía Twitter al Gobierno cubano, exigiendo que el mandatario Miguel Díaz-Canel ordene detener de inmediato la violenta ola de represión que desató contra los cubanos que se alzaron en protestas pacíficas en la última semana.

Explicó en su tuit que alzar la voz constituye un derecho humano, al igual que lo es la reunión pacífica y la libertad de expresión, pero la agresión contra los que hablan es un abuso de poder y una violación de esos derechos universales, así que Díaz-Canel debe cesar la violencia desplegada.

“Nada nos preocupa más que la represión violenta por parte de los gobiernos y sus secuaces contra manifestantes pacíficos que ejercen sus derechos. Diaz-Canel firmó la Declaración Universal de Derechos Humanos, que consagra estos principios fundamentales”, escribió Chung.

“Toda persona tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye la libertad de opinar sin injerencias y de buscar, recibir y difundir información e ideas a través de cualquier medio y sin importar las fronteras”, agregó Chung en un segundo tuit, citando el artículo 19 de la declaración de Derechos Humanos de la ONU.

Este no es el primer llamado de atención que emite el Gobierno norteamericano a su contraparte cubana para detener urgentemente la represión contra los miembros de las multitudinarias protestas antigubernamentales.

La misma funcionaria norteamericana recordó el lunes que los ciudadanos cubanos cuentan con el derecho a protestar, marchar y exigir reformas a su Gobierno de forma pacífica, por lo que recomendó a la administración cubana que escuchara y dialogar con su pueblo para encontrar las mejores soluciones para la crisis económica, sanitaria y civil que sufre la isla.

Chung aseguró que el pueblo cubano continuará “expresando con valentía su anhelo de libertad frente a la represión”. Añadió que el respeto a los derechos humanos se deberá asumir tanto para los manifestantes como para la prensa nacional e internacional que cubre estos sucesos.

Antony Blinken, secretario de Estado, realizó un llamado semejante, donde aseguró que la administración de Díaz-Canel cometería un “grave error” si culpara a ese gobierno por supuestamente incitar a las masivas y espontáneas concentraciones en las calles cubanas, pues esto serviría como muestra irrefutable de que el régimen castrista no atiende a la voluntad de su población.

Blinken declaró contundentemente en rueda de prensa que “la administración Biden-Harris apoya al pueblo cubano y a todos los que en el mundo exigen que se respeten sus derechos humanos”, y que condena el interno de silenciar la manifestaciones.

Aclaró que los integrantes de las protestas no son criminales, sino civiles frustrados, hartos e Iracundos por la pésima gestión gubernamental en su país, que junto a otros factores, ha devenido en una profunda crisis de la que será muy difícil salir.

TOMADO DE CUBACUTE

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.