Estados Unidos califica a las misiones médicas cubanas como trata de personas

En 2020, el gobierno aprovechó la pandemia para aumentar el número y el tamaño de las misiones médicas

Las misiones médicas de cuba han sido clasificadas por EEUU como “trabajo forzado”. (Foto ilustrativa: Naturaleza Secreta-Facebook)

La embajada de los Estados Unidos en Cuba emitió un informe en el que manifestó su preocupación por las prácticas explotadoras y de trabajos forzados en las misiones médicas internacionales del gobierno cubano.

Según el reporte, los derechos humanos y laborales de los médicos cubanos son esenciales, elementos que viola constantemente el régimen de la isla.

El informe señala que el gobierno de la isla no cumple plenamente con los “estándares mínimos para la eliminación de la trata y no está haciendo esfuerzos significativos para hacerlo”,

“El gobierno cubano se ha beneficiado monetariamente de misiones médicas en el extranjero enviando, sin informarles de los términos de sus contratos, confiscando sus documentos y bajo amenazas a sus familiares si tratan de escapar de la misión”, dijo el Secretario de Estado, Antony Blinken al presentar el reporte anual en conferencia de prensa en Washington.

El reporte indicó además que el régimen continuó capacitando a agentes del orden, fiscales y jueces sobre delitos de trata. Sin embargo, en 2020, el gobierno aprovechó la pandemia para aumentar el número y el tamaño de las misiones médicas y negarse transparentar o eliminar las violaciones laborales y los delitos de trata con los médicos cubanos.

Entre las violaciones laborales señaladas en el reporte, destacan que el gobierno cubano no informó a los participantes sobre los términos de sus contratos, la confiscación de los documentos y salarios de los galenos, así como las amenazas a los profesionales médicos y a sus familiares decidían abandonar el programa.

En resumen, “el gobierno no criminalizó todas las formas de trabajo forzoso o tráfico sexual”, señaló el documento.

Entre las recomendaciones hechas en el texto, se insta a garantizar que las misiones médicas en el extranjero cumplan con las normas laborales internacionales como condición para mantenerse en vigor, y garanticen que sus participantes reciban salarios justos, pagados en su totalidad en cuentas bancarias que puedan controlar personalmente, manteniendo el control de sus pasaportes, contratos y credenciales académicas.

El gobierno cubano reaccionó de inmediato a la divulgación del informe y calificó las declaraciones de Blinken de deshonestas y ofensivas para el personal médico cubano.

No obstante, cientos de testimonios de personas que han abandonado dichas misiones, han exhibido el alto nivel de explotación laboral que enfrentan dichos profesionales con el objetivo enriquecer las arcas del régimen.

TOMADO DE PERIODICOCUBANO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.