Estados Unidos advierte que el Gobierno cubano busca “venganza” y no orden con los arrestos y juicios tras las protestas del 11 de julio

El Gobierno estadounidense aseguró este viernes que la violenta represión que se ha venido ejerciendo contra los protagonistas de las protestas del pasado domingo constituye un claro indicio de que las autoridades cubanas desean venganza, no orden.

Julie Chung, subsecretaria interina de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, escribió en Twitter que “los informes de manifestantes cubanos asesinados por la policía y golpeados mientras estaban bajo custodia muestran que la dictadura quiere venganza, no orden”.

Aseveró que la represión en la isla ha sido, para algunos altos funcionarios del partido y de los organismos de Seguridad, “un paso demasiado lejos”, por lo que exhortó a pronunciarse en contra de dicho fenómeno.

Sentenció no es demasiado tarde para alzar la voz contra la violencia y la represión.

La funcionaria ha estado al corriente de lo que está aconteciendo en el país caribeño, donde se produjo el pasado domingo una suerte de rebelión popular mediante la cual miles de cubanos demandaron libertad de expresión y otro sistema político. No obstante, los mismos han sido cruelmente reprimidos por agentes de la Policía, militares y paramilitares, lo que ha provocado el fallecimiento de algunos de los protagonistas de las protestas.

Chung urgió al presidente cubano Miguel Díaz-Canel, en horas de la mañana, a dar orden de cese a la violencia desatada en la isla, recordándole que la reunión y la protesta de forma pacífica constituyen derechos humanos, y arremeter violentamente contra aquellos que alzan la voz es un abuso de dichos derechos.

Las autoridades norteamericanas instaron el lunes a que el Gobierno de la isla se abstuviera de utilizar la fuerza contra los manifestantes, invitando, en su lugar, al diálogo con el pueblo.

De igual forma, Chung salió a la defensa del derecho de marchar y demandar reformas a su cúpula de poder como derecho inalienable, por lo que aconsejó a los altos cargos cubanos y a la población a que se escuchen para que la diplomacia facilite una resolución de la crisis civil en la isla.

“El pueblo de Cuba sigue expresando con valentía su anhelo de libertad frente a la represión. Hacemos un llamado al gobierno de Cuba para: Abstenerse de la violencia. Escuche las demandas de sus ciudadanos. Respete los derechos de los manifestantes y periodistas. El pueblo cubano ha esperado bastante por la ¡libertad!”, afirmó.

Hasta el momento, fueron reportados algunos decesos durante las manifestaciones, incluso cuando el Gobierno del país solo ha admitido la muerte de Diubis Laurencio Tejeda, joven de 36 años que residía en el municipio habanero de Arroyo Naranjo.

TOMADO DE CUBACUTE

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.