Esposado con “las shakiras”, trasladaron a Esteban Rodríguez a cárcel de máxima seguridad

Durante el traslado “no le dieron permiso para llevar la comida ni la cubeta para cargar agua”, tampoco el aseo que le envío su familia, denunció Zuleidis Gómez Cepero

Antes de su traslado del domingo, Rodríguez estuvo recluido en Villa Marista y la cárcel de Valle Grande. Foto: Twitter

El periodista independiente Esteban Rodríguez, detenido de Obispo, fue trasladado el domingo 13 de junio a “una prisión de alta seguridad en Quivicán”, municipio de la provincia Mayabeque. Así lo confirmó su esposa y madre de sus hijas, Zuleidis Gómez Cepero, al medio ADN Cuba, para el cual labora el también activista.

Durante el traslado “no le dieron permiso para llevar la comida ni la cubeta para cargar agua”, tampoco el aseo que le envío su familia. Asimismo, la cubana añadió que le tienen puestas unas esposas que inmovilizan manos y pies, conocidas como “las Shakiras”.

Esteban Rodríguez fue detenido arbitrariamente el pasado 30 de abril, cuando se manifestaba pacíficamente en la calle Obispo de la Habana Vieja. La protesta fue motivada por la huelga de hambre y sed que Luis Manuel Otero Alcántara mantenía para ese momento por el acoso de la Seguridad del Estado. Junto a él, otros activistas, periodistas y ciudadanos fueron arrestados en represalias del régimen.

Los detenidos durante la protesta pacífica /Fotos: Cubalex

Previo a su reclusión arbitraria en un penal cubano, Esteban Rodríguez tuvo que permanecer más de 20 días en los calabozos de Villa Marista, unidad de la Seguridad del Estado.

Hasta la semana pasada, el joven reportero y activista del Movimiento San Isidro se encontraba en la cárcel de Valle Grande, donde fue recibido por un grupo de reclusos con gritos de “¡Patria y Vida!” en repetidas ocasiones, según dijo un prisionero a su esposa.

Según denuncias de Zuleidis Gómez Cepero en Valle Grande tampoco pudo verlo. Solo le permitieron que dejara algunos artículos de primera necesidad que le serían entregados a Rodríguez. Hasta ahora, solo sabe de él mediante pocas llamadas telefónicas e informaciones que le llegan a su familia por terceros.

La curadora de arte Anamely Ramos, miembro del Movimiento San Isidro, reaccionó a la noticia señalando al régimen de Cuba.

“Ustedes convierten los derechos en delitos. Mandar a Esteban Rodríguez a una cárcel de máxima seguridad y con Shakiras es la confesión de que ustedes son los delincuentes. Así serán tratados”

manifestó en Facebook

TOMADO DE CUBANOSPORELMUNDO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.