A Yoan Ricardo no le permiten trabajar para tener ingresos y alimentar a su familia

El activista Yoan Ricardo tiene dificultades para alimentar a sus hijos

El activista cubano Yoan Ricardo relató en redes sociales que gracias a una amistad sus hijos pudieron comer ante el desabastecimiento de alimentos en su localidad y la represión que sufre por parte del gobierno de la Isla.

“Quiero agradecerle a una amistad, después de no haber comido nada en todo el día, me ha dado un poco de harina para darle de comer a mis hijos”, expresó el opositor residente en el municipio de Manatí, en la provincia de Las Tunas.

Yoan Ricardo, al compartir fotografías de sus hijos que tienen problemas de desnutrición, comentó que las autoridades municipales no han liberado el alimento de esta quincena, ni siquiera los productos cárnicos.

Asimismo dijo que no tiene dinero para comprar a los particulares porque las autoridades no permiten que él y su esposa trabajen.

“Todo está muy caro, esto no lo aguanta nadie, menos mi situación y como nosotros hay miles”, manifestó el opositor, quien es promotor de la plataforma Cuba Decide.

Cubanos que solo tienen acceso a la moneda nacional actualmente están atravesando por una terrible situación para conseguir alimentos básicos, ya que el gobierno solo mantienen surtidas las tiendas que operan con dólares.

Desde hace unos meses, las autoridades comunistas empezaron abrir dichas tiendas y a su vez fueron disminuyendo los productos básicos en los establecimientos donde solo aceptan CUC, pese a la formación de inmensas colas.

Incluso, hasta las confituras para niños han pasado a ser prácticamente exclusivas de dichas tiendas, según las denuncias de varios padres de familia.

Ayer, el ciudadano Omar Torres denunció que ni siquiera un caramelo pudo comprar a su hijo debido a que no encontró en ni una tienda que opera con CUC en la localidad de Morón, en Ciego de Ávila.

“Por primera vez en mucho tiempo, llegué a mi casa sin nada para mi niño, ni un triste caramelo pude encontrar, ni en negocios por cuenta propia, ni en establecimientos estatales”, comentó en redes sociales.

Torres dijo en su publicación que el único establecimiento bien surtido era el que opera con dólares y el cual tenía tapada sus vidrieras para que los niños no vean las confituras y se las pidan a sus padres.

Lo anterior es una medida que se está adoptando luego de que Guantánamo padres sin acceso al dólar pidieron a las autoridades que se taparan dichas tiendas ante la insistencia de los niños en pedir las confituras a la vista.

Tomado De Periodicocubano

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.