Escapes de gas en Cuba: evacuados pacientes en un hospital de Matanzas y niños de un círculo en Sancti Spíritus

Los incidentes fueron controlados por los bomberos que descartaron riesgos de explosión.

La directora del Hospital Faustino Pérez, Taymí Martínez, la sala J, y una madre recogiendo a su hijo en Santi Spíritus GIRÓN/ESCAMBRAY

Cerca de 20 pacientes del Hospital Provincial Faustino Pérez de Matanzas fueron evacuados durante la tarde del martes ante un escape de gas ocurrido en el pantry de la Sala J de Cirugía General, producto de una avería que ya fue solucionada, informó a la oficial Agencia Cubana de Noticias el primer técnico de salvamento y rescate del Cuerpo de Bomberos de la provincia, Yunior Expósito Eckelson.

Expósito Eckelson dijo en el momento de las declaraciones que «no existe riesgo de explosión». 

La directora del Faustino Pérez, Taymí Martínez Naranjo, dijo que la situación está controlada y no se reportan daños materiales ni humanos.

El incidente fue detectado sobre las 4:00PM del martes por Mirtha González Quevedo, pantrista de la Sala J, quien dio aviso de inmediato a las autoridades de la institución y estos al Cuerpo de Bomberos.

«La avería se controló rápido, se cerró la llave de paso y se ventiló el lugar. Tampoco hubo mucha concentración del gas en el local», afirmó Espósito Eckelson.

Según replicó el portal oficial Cubadebate, al hospital acudieron la primera secretaria del Partido Comunista de Cuba (PCC) en la provincia, Susely Morfa, y el gobernador Mario Sabines Lorenzo.

Desde que ocurrió la catástrofe del Hotel Saratoga, presuntamente por un escape de gas, los reportes por incidentes relacionados con el gas se han hecho más frecuentes, algunos cubiertos por la prensa estatal. Este mismo martes, el periódico local Escambray informó de un escape en el círculo infantil Sueños de Rosa, en la ciudad de Sancti Spíritus.

«La sospecha de olor a gas encendió la precaución del colectivo y de los padres, en tanto fuerzas especializadas acudieron al lugar sin que se reporte hasta el mediodía de este martes ninguna consecuencia asociada al incidente», publicó el medio.

Mirian Morales Aquino, administradora del círculo infantil, relató: «en la mañana se sintió un olor fuerte a gas y reportamos la incidencia; también se procedió a la evacuación de todos los niños para el área posterior del centro, hasta tanto llegaran los organismos que tienen que ver con este tipo de situación».

Ante rumores que desató el hecho, Morales Aquino aclaró: «aquí no hubo candela, ni explosión ni nada, solamente olor a gas; parece ser que los fogones están en mal estado y el escape pudo haber sido por allí«.

Por su parte, Guillermo Gutiérrez Hidalgo, perteneciente a la Empresa Comercializadora de Combustibles Sancti Spíritus, informó a Escambray que ante la notificación de posible salidero de gas, se presentaron en la institución, se hicieron las pruebas y el regulador tenía salidero; rápidamente se optó por cambiarlo, al igual que la presilla.

«Revisamos después toda la manguera hacia dentro de la cocina y no tiene problemas, aunque hay que decir que los fogones no tienen un estado técnico óptimo; pero bueno, hasta ayer estaban cocinando ahí. El gas tiene un olor tan fuerte que por pequeño que sea el salidero la persona lo percibe«, dijo Gutiérrez Hidalgo.

El teniente coronel Gerardo Gutiérrez Reyes, jefe del Cuerpo de Bomberos Provincial declaró a Radio Vitral: «pudimos verificar que no hay escape de gas ni en el balón ni en la tubería que conduce a la cocina; solamente pudimos verificar de que había una pequeña pitera en la propia cocina donde elaboran los alimentos, se cerró la bala y no se puede cocinar hasta tanto no se resuelva la situación del pequeño salidero que hay ahí».

Por tal razón, se mandó a los padres a recoger a los niños. La reapertura del servicio de cocina dependerá del dictamen técnico a cargo de los equipos especializados. Escambray afirmó que Educación Municipal indicó «realizarle una reparación a los fogones que tienen muchos años de explotación».

La apertura del círculo infantil este miércoles es incierta.

A raíz de la explosión del Hotel Saratogavarios centros estudiantiles y hospitalarios fueron evacuados por temor a un accidente.

Tal fue el caso del policlínico del Hospital Marfán-Borrás, ubicado en 27 y F, en el Vedado, el cual fue evacuado el 10 de mayo por un fuerte olor a gas, según pudo comprobar DIARIO DE CUBA a través de personas presentes en el lugar.

Ese mismo día la Defensa Civil de Cuba desestimó las quejas de la población habanera por la existencia de «un fuerte olor a gas» en varias zonas de la ciudad.

El día 11 de mayo se produjo otra explosión en una vivienda de La Habana Vieja debido a una fuga de gas, con un saldo de al menos tres heridos, según informó la propia prensa oficial, que descartó su vinculación con la catástrofe del Saratoga.

El lunes, la estatal Empresa del Gas Manufacturado dijo que durante toda una semana se podrá percibir olor a gas más fuerte de lo acostumbrado en La Habana y regiones cercanas debido a «trabajos impostergables».

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%