Al día con Florencia, Cuba y el Mundo

Escambray hace el ridículo: Llama “cantidad considerable” a 4 latas de atún

Salvador en su artículo para Escambray, conoce de sobra que 4 latas de atún es una cantidad considerable solo en su casa. Que no alcanza para diez personas a no ser que se estire en revoltillo.

Antonio Rodríguez Salvador afirma en su artículo para Escambray que cuatro latas de atún son suficientes para una familia cubana / Foto: Cubanos por el Mundo

Cualquiera que conozca la trayectoria de Antonio Rodríguez Salvador, un escritor mediocre de la provincia de Sancti Spíritus, sabe que esta ha sido permeada siempre por su servilismo sin recelos al gobierno cubano. Verlo ahora, en el Escambray, hablando de “cantidad considerable” de alimentos a 4 latas de atún, confirma la teoría de siempre. Antonio Rodríguez Salvador es un vil mentiroso, marañero y arrastrado.

Salvador en su artículo para Escambray, conoce de sobra que 4 latas de atún es una cantidad considerable solo en su casa. Que no alcanza para diez personas a no ser que se estire en revoltillo.

Este escritorzuelo y comunista conoce muy bien que en la sede del Movimiento San Isidro, sito en Damas 955, La Habana Vieja, habían personas haciendo huelga de hambre y sed, sí, pero habían otros que no. Y que cuatro latas de atún, no son financiamiento externo alguno.

El vejete comunista, sin embargo, se fue al diario Escambray, que se prestó para su jugarreta sucia a elucubrar sus teorías de siempre, esas que a cada rato suelta sin ton ni son en Cubadebate, pero como él nació en Sancti Spíritus era lógico que se encontrase más cómodo escribiendo en las riberas del Yayabo sobre el atún.

El texto es más de lo mismo a lo que nos tiene acostumbrados la prensa oficialista cubana, que ni conviene analizar, porque si su oficio de poeta y novelista no le ha arrojado ningún premio significativo en su carrera, ¿Qué se puede esperar de un análisis político periodístico de este señor?

La objetividad de Salvador es nula. El aporte de pruebas, cero, y así entre teorías conspirativas y consignas, se desarrolla su texto, el cual, sin dudas tiene un mérito. Un aporte a las matemáticas tan grande que incluso, si se le pidiese a Salvador ahora que descubriera la teoría de los números primos, estoy seguro que pudiese conseguirlo.

El poeta y narrador provinciano, ha logrado que cuatro, sea un número mágico, más allá de los lados que pudiese tener un cuadrado perfecto. Cuatro equivale a mil, a tres mil. A millones incluso.

Esas cuatro latas de atún, con las que él y todo el ejército de sátrapas han intentado desviar la atención sobre el principal problema en San Isidro es, ahora mismo, la muestra más representativa del financiamiento de los EE.UU. a la subversión en Cuba.

Viejo, ¡váyase a rimar un poco de versos, anda!

Tomado De Cubanosporelmundo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: