‘Es inaceptable que el mundo guarde silencio’ ante los atropellos del régimen cubano contra menores de edad

El Centro para una Cuba Libre recuerda que desde la década del 60 ‘los niños y adolescentes son objeto de represión y hostigamiento’.

Menores cubanos procesados por las protestas del 11J. NBC

El Centro para una Cuba Libre lamentó el silencio del mundo ante las denuncias de madres y familiares de adolescentes encarcelados en la Isla durante y después de las multitudinarias protestas del 11 de julio de 2021. La Fiscalía General reconoció esta semana que 55 menores de edad fueron procesados por el 11J.

La ONG alertó y llamó a la comunidad internacional «a interceder enérgicamente a favor de los niños y adolescentes cubanos que continúan siendo objeto de represión y hostigamiento por parte del régimen castrista desde hace 63 años. Es inaceptable que el mundo guarde silencio ante este atropello», apuntó en un comunicado de prensa.

El Centro por una Cuba Libre recordó que «estos métodos han sido utilizados por el régimen castrista desde la década de 1960, según corrobora una comunicación enviada por la Comisión de Derechos Humanos de la OEA de 22 de octubre de 1964 y dirigida al entonces Ministro de Relaciones Exteriores Raúl Roa García».

«La Comisión ha sido informada de casos de menores de edad que han sido condenados por tribunales cubanos, sin importar su edad e inmadurez física y mental. La Comisión también ha sido informada que en algunos casos se ha aplicado la pena de muerte por fusilamiento, como en el caso seguido contra Rubén Acosta y Justo García, menores de 16 años, quienes fueron juzgados en Calimete, provincia de Matanzas, el 12 de abril de 1964, bajo el cargo de sabotaje contra plantaciones de caña de azúcar. La Comisión también ha sido informada que otros menores acusados ​​de los denominados delitos ‘contrarrevolucionarios’ han sido internados en cárceles para delincuentes adultos», señaló la citada carta.

La ONG señaló que «esta realidad agrava los hechos actuales y las circunstancias en que los adolescentes cubanos son juzgados sin garantías procesales, con impunidad y como medida drástica para incrementar el terror en el pueblo de Cuba«.

«Durante las décadas de 1960 y 1970, adolescentes fueron llevados a cárceles de adultos y condenados a largas penas en juicios amañados o sin juicio, como es el caso de Santos Orlando MirabalFue detenido en septiembre de 1967 a las 12 años y nueve meses de edad, recluido en la sede de la Seguridad del Estado en Matanzas durante dos años junto con otros tres niños de la misma edad, y luego condenado a alcanzar la mayoría de edad (21 años) en prisión».

Mirabal permaneció en cautiverio un total de 18 años. Su padre, Ismael Mirabal Álvarez, también estuvo preso y desapareció en la década de 1990 con su hermana Julia Caridad Mirabal, y nunca más supo de su paradero, agregó el centro.

«En los campos de trabajos forzados de un centro de menores en Aguacate, Matanzas, los niños detenidos que intentaban escapar eran asesinados ahí mismo, y de eso no hay constancia«, dijo Mirabal al Centro por una Cuba Libre.

«Armando Loo, quien fue detenido el 3 de abril de 1961, cuando solo tenía 16 años, fue recluido en el VIVAC de Camagüey junto a unos 15 adolescentes en esa misma fecha. A los 17 años estuvo recluido en el Castillo de El Príncipe hasta que cumplió los 18, cuando fue trasladado al Penal de Isla de Pinos junto con otros jóvenes que fueron llevados a campos de trabajos forzados«.

«La lista de adolescentes encarcelados y condenados en Cuba hoy, como en el pasado, es parcial porque se desconoce un gran número de casos porque las familias temen denunciarlos. Según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en una denuncia de 1964, la lista de menores encarcelados y condenados a entre tres y 30 años de prisión solo en el Penal de La Cabaña llegaba a 100 en ese momento«, agregó el Centro por una Cuba Libre

Aunque la Fiscalía General comunicó que 790 cubanos están procesados por las protestas del 11J, el grupo independiente Justicia 11J puntualizó que «fueron detenidas un total de 1.384 personas, 135 entre 12 y 20 años de edad, siete menores de 16 años, 72 entre 16 y 18 años, y 56 entre 19 y 20 años».

«Hemos confirmado que de las 621 personas excarceladas, 50 fueron puestas en libertad inmediata sin cargos (seis entre 16 y 20 años), y se impusieron 103 multas (11 sancionados tienen entre 16 y 20 años y uno de ellos fue herido por arma de fuego durante la manifestación). La situación legal del resto se desconoce», reseñó Justicia 11J en Facebook

El régimen cubano intenta desviar la atención sobre los 55 menores de edad procesados por el 11J. «EEUU, único país no ha ratificado la convención de derechos del niño, carece de autoridad moral para señalar a Cuba, cuyo desempeño en favor del bienestar de su infancia es extraordinario. Debería poner fin a atropellos contra los 653 niños encarcelados en prisiones para adultos, según datos de Child Defender», dijo el ministro de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez.

Las declaraciones de Rodríguez fueron rechazadas por varios cubanos en Twitter. «No desvíes la atención. La sociedad civil cubana (ya no EEUU) condena el encarcelamiento de menores por motivos políticos. En Cuba reina la crueldad», dijo el actor Daniel Triana a Rodríguez.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%