Enfermero detenido por presunto suministro de droga a reclusos en una cárcel de Miami

A cambio de la sustancia recibía miles de dólares y vehículos de lujo

Enfermero es sospechoso de suministrar droga y celulares a detenidos en una cárcel de Miami. (Foto: Archivos del condado de Broward)

El enfermero Rubén Montanez-Mirabal, de 32 años, fue arrestado esta semana por proporcionar celulares y drogas a reclusos del Centro Federal de Detención de Miami, según un comunicado del Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Este sospechoso terminó bajo custodia luego de que un recluso federal lo delatara a cambio de una pena de prisión reducida.

Una declaración jurada del arrestado señala que él comenzó a trabajar como enfermero en dicho centro reclusorio a partir de febrero de 2020, y entre el 1 de noviembre de 2021 y el 24 de agosto del actual año entregó sustancias prohibidas por dinero en efectivo y autos lujosos.

Las investigaciones determinaron que el presunto traficante filtraba a los convictos “spray”, también conocida como marihuana sintética, que impregnaba en documentos legales. A cambio de esta acción, recibía 1.500 dólares de pago a través del sistema electrónico Zelle.

En las pesquisas se descubrieron 40 páginas impregnadas con la droga que estaban escondidas debajo de un estante de un closet de limpieza, al que el recluso denunciante tenía acceso por ser un asistente designado a tareas de limpieza.

Una de las cámaras de vigilancia en el noveno piso de la prisión captó a Montanez-Mirabal cuando llevaba un objeto cilíndrico debajo de su chaleco y en ese mismo objeto se hallaron 37 páginas impregnadas con la droga.

Unas pruebas en laboratorios del Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) arrojaron como resultado que las huellas dactilares del sospechoso estaban en esos papeles.

Montanez-Mirabal y el recluso se comunicaban con un teléfono celular provisto por el enfermero. Ellos hablaban en forma de clave, decían la palabra “pesos” para referirse a la cantidad de 1.000 dólares y “libros” o “revistas” para señalar a las referidas páginas.

Las autoridades también descubrieron que el enfermero tenía acceso a vehículos de lujo como Rolls Royce, Lamborghini y McLaren, los cuales eran proporcionados por contactos de los reclusos.

“Esta semana me regalan un Rolls Royce, que no cuesta absolutamente nada, porque todo es tener el contacto correcto”, decía una publicación del presunto traficante en la red social de Instagram.

El acusado permanece en la cárcel del condado de Broward sin derecho a fianza, en espera de su comparecencia ante el tribunal federal por los cargos de soborno y contrabando de sustancias controladas y conspiración.

TOMADO DE PERIODICOCUBANO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%