Actualidad, acontecimientos y lucha continua por una Cuba Libre
RegistrateInicia Sección

Fue hallada durmiendo en la calle junto a su presunto captor.

Policía de la Provincia de Buenos Aires. Imagen ilustrativawikipedia.org / MahadevaARG / CC BY 3.0

La Policía de la Provincia de Buenos Aires (Argentina) encontró este jueves por la mañana a Maia Beloso, la pequeña de siete años que había sido secuestrada y que era intensamente buscada hace tres días, mientras el país sudamericano permanecía conmocionado por su desaparición. 

Aquella menor fue hallada en la jurisdicción de Luján, cerca de la estación Universidad Luján del ferrocarril Sarmiento. Según los uniformados, la niña estaba durmiendo en la calle junto a una bicicleta, donde había sido trasladada en las últimas horas por su captor. 

Las autoridades llegaron al lugar tras un llamado al 911, y las imágenes de ese momento ya se viralizaron en las redes sociales. 

Por lo pronto, se dio a conocer que Maia está fuera de peligro, aunque un equipo médico determinará su estado de salud y si padeció algún tipo de agresión en los últimos días. También participará de la contención un equipo de psicólogos, que intentará disminuir los efectos adversos de un posible trauma.

Carlos Alberto Savanz, apuntado como el individuo que habría privado de la libertad a la niña, estaba junto a ella al momento del hallazgo, y quedó detenido bajo la imputación de sustracción de una menor. Aquel sujeto de 39 años ya había recibido otras denuncias previas por posibles casos de abuso sexual.  

La desaparición que paralizó a Argentina

Maia había sido visto por última vez el lunes a las 8:40 de la mañana en Villa Lugano, un barrio humilde de la Ciudad de Buenos Aires. La madre, quien vive junto a sus hijos en una carpa montada junto a una autopista, denunció la desaparición en una comisaría local, y aclaró que la menor había salido junto a un recolector urbano de cartones y no había regresado. 

Para llamar la atención de la prensa, familiares, amigos y vecinos de la zona realizaron cortes en la autopista Dellepiane, interrumpiendo la libre circulación. Sostenían que, por estar en una condición social vulnerable, su caso podría quedar en el olvido. Acto seguido, la Policía Federal, la Policía de la Ciudad de Buenos Aires y la Policía Bonaerense comenzaron un gran operativo conjunto para desplegar la búsqueda. 

Al comienzo, los efectivos revisaron barrios y villas precarias aledañas, y luego continuaron en todos los bajopuentes de la autopista, hasta llegar a la zona de Luján —fuera de la capital—, donde fueron alertados por un llamado.

En las horas previas, se había dado a conocer un video captado por cámaras de seguridad en la vía pública, donde Maia viajaba en la caja de una bicicleta. Por imágenes, también se supo que el presunto secuestrador y la niña viajaron en el tren Sarmiento, habiéndose subido en la estación Liniers, para abandonar la ciudad. 

Inician una campaña para borrar las fotos de la menor

En las últimas horas, el caso de Maia ocupó la atención de los medios de comunicación y gran parte de la sociedad argentina. Para colaborar con su aparición, se difundieron fotos de la pequeña de forma masiva, que finalmente cumplieron su objetivo. Ahora, tras consumarse el hallazgo, se inició una campaña en redes sociales para eliminar estas imágenes, y resguardar los derechos del niño.

Varias figuras de ese país se sumaron a la iniciativa. Luli Trujillo, una conductora de televisión, subrayó que la menor «merece una vida anónima».

Más información, en breve.

TOMADO DE ACTUALIDAD.RT

Share This
A %d blogueros les gusta esto: