En Pinar del Río pasan más de 25 días sin que entre el agua

Se contabilizan más de 500 salideros

La situación con el abasto de agua en Pinar del Río es crítica según denuncias en esa provincia. “Aquí, el agua llega lo mismo a los 15 días, que a los 20, que a los 25”, comentó una vecina del reparto Jacinto al periódico oficialista Granma.

Según la mujer, llamada Rosa Aimy Barrera, los ciclos irregulares en el abasto los obligan a llenar cuando recipiente tengan en casa. “A veces no nos queda más remedio que pagar una pipa entre dos o tres vecinos, que puede costar 300 pesos, 400 o 500. Lo que te quieran pedir”.

A pesar de que Acueducto afirma poner el agua cada diez o 12 días. Según el entrevistado Osmay Pérez, residente en el reparto Lázaro Acosta, esto “no quiere decir que le llegue a todo el mundo. Con frecuencia, la presión es muy poca y hay quienes no recibimos nada. En papeles está que ya nos tocó, pero para uno significa tener que esperar otros diez o 12 días, a ver si tiene suerte”.

Pinar del Río cuenta con las reservas suficientes para cubrir la demanda de las más de 152 mil personas asociadas a los servicios de Acueducto. Sin embargo, tiene serios problemas con las redes.

Hasta el momento contabilizan más de 500 salideros y “una serie de ineficiencias en los sistemas de conducción, que hacen que el 40 % del líquido que se bombea desde las fuentes se pierda o se malgaste”.

El Consejo de Ministros analizó una propuesta que “comprende acciones de rehabilitación, ampliación, modernización y construcción de nuevas obras, que se llevarían a cabo en dos etapas de trabajo, durante un periodo de diez años”.

Mario Luis López-Portilla, director de la Empresa de Investigaciones y Proyectos Proagua, aseguró que de esa manera, se podría mejorar el servicio que se brinda actualmente y extenderlo a los 32 557 habitantes de Pinar del Río que viven en zonas donde no llegan las redes.

La inversión se estima en 42 millones de dólares y 410 millones de pesos. “En una primera fase estaría la rehabilitación de 12,1 kilómetros (km) de conductoras, 10,5 correspondientes al subsistema de 20 pulgadas, sobre el que se han instalado más de 1 700 acometidas, que implican entregas permanentes e incontroladas de agua”.

No obstante, en Pinar del Río no hay muchas esperanzas de que realmente se solucione el problema. Ya se les han prometido mejoras que no llegaron. Según Granma, en 2014, se anunció que “una nueva conductora de 800 mm, en sustitución de una vieja tubería (. . .), elevaría la calidad del servicio en el centro histórico de la ciudad y varios repartos adyacentes”. Sin embargo, los pobladores no vieron resultados.

“Más de 46 mil pinareños debían beneficiarse con la obra”. “Lo que se esperaba no ha sucedido», afirmó Ariel Ernesto Hernández, residente en la parte alta del reparto Rumayor.

TOMADO DE PERIODICOCUBANO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.