Actualidad, acontecimientos y lucha continua por una Cuba Libre
RegistrateInicia Sección

La crisis del diésel en Venezuela ‘es peor que la que vivimos el año pasado con la gasolina’.

Crisis del diésel en Venezuela. AFP

La crisis se siente con fuerza en la Venezuela profunda. Desde hace unas tres semanas se agudizó la escasez de diésel en este país, donde se estima que ocho de cada diez vehículos de carga utiliza este combustible. La crisis no solo afecta al transporte, sino a la propia generación de alimentos, en un país que ya sufre una aguda crisis de alimentación.

La crisis del gasoil, como se le llama popularmente en Venezuela al diésel, «es peor que la que vivimos el año pasado con la gasolina», advierte Armando Chacín, presidente de la Federación Nacional de Ganaderos (Fedenaga), al ser consultado por DIARIO DE CUBA.

«Se nos dijo en 2019 que teníamos que adecuar nuestros vehículos de transporte a diésel y ahora escasea. Ya no podemos cambiarlos a gasolina de nuevo. También es importante decir que nuestros 15.000 o 20.000 tractores en el campo están parados por falta de gasoil», denuncia Chacín, quien por su posición gremial tiene contacto con ganadores y agricultores de todo el país.

Junto a la paralización de la producción agrícola y pecuaria, ya que gran parte de la maquinaria trabaja con este combustible, este martes el productor Andrés Ramírez confirmó que solo en el páramo del estado Mérida, al occidente del país, unos 2.000 camiones de carga están paralizados sin poder llevar verduras y hortalizas a las grandes ciudades de Venezuela.

Como ocurrió en 2020, con una aguda escasez de gasolina que se prolongó por casi tres meses, el Gobierno de Nicolás Maduro guarda silencio ante esta problemática. El chavismo actúa como si esta crisis no tuviera lugar.

Además del transporte de carga, está afectado el transporte público urbano y entre ciudades. El chavismo ha aprovechado un repunte de los casos de Covid-19 para suspender el desplazamiento de unidades de transporte público, lo que en el fondo se debe en verdad a la falta del combustible.

Con la escasez de gasolina en 2020, la respuesta del Gobierno de Nicolás Maduro fue acabar con un tema tabú en Venezuela. La gasolina era prácticamente regalada en el país y luego de su ausencia por diez semanas se estableció un esquema dolarizado. Hoy, en el país con las mayores reservas de petróleo del mundo se paga medio dólar por cada litro de gasolina.

«Yo creo que el Gobierno quiere hacer lo mismo con el gasoil. Van a aprovechar para subirlo y ponerlo en dólares», comenta a DIARIO DE CUBA el chofer Ricardo R., quien ha permanecido por más de una semana pernotando en su camión de carga en las afueras de una estación de servicio en el centro del país.

De acuerdo con el propietario de una estación de servicio en la ciudad de Barquisimeto, a 350 kilómetros de Caracas, «el diésel el Gobierno lo está guardando, lo saca a cuentagotas, pero hasta ahora no hemos recibido ninguna indicación de que vendrá un aumento». Este señor habló con DIARIO DE CUBA con la condición de que no se mencionara su nombre.

Por su parte, Ricardo R. confirma que hay mafias de la militarizada Guardia Nacional Bolivariana que controlan el mercado negro: «Cuando uno está aquí por varios días haciendo cola, se te acercan uniformados, como si quieran hacerte un favor, para ofrecerte un litro de gasoil en 0,15 y hasta en 0,30 dólares».

En Venezuela, el precio del diésel en la actualidad es tan bajo que no representa ningún valor cuando se traslada su precio a dólares.

Mientras ocurre esta crisis, el Gobierno de Maduro no ha detenido el envío de diésel a Cuba.

De acuerdo con Carlos Valero, diputado de la Asamblea Nacional legítima (2015-2020), la estatal Petróleos de Venezuela produce diariamente 42.000 barriles de diésel, pero unos 16.000 barriles, «casi la mitad», es enviado a Cuba.

Aunque discrepa en las cifras ofrecidas por Valero, otro diputado colaborador de la gestión de Juan Guaidó, Alexis Paparoni, también confirmó que se sigue enviando diésel a Cuba, aun en medio de la dramática situación de escasez de este combustible que se vive en Venezuela.

Según el sindicalista petrolero Iván Freites, quien debió salir al exilio en diciembre, por amenazas del régimen, el chavismo y Cuba apuestan «por saquear por completo los recursos de Venezuela, el gasoil es la estrategia para destruir todo, desde la electricidad hasta los alimentos y medicinas».

De acuerdo con Freites, PDVSA produce unos 60.000 barriles diarios de gasoil, que son suficientes para garantizar la demanda de este combustible dentro del país. Y aseveró que la producción de gasoil no está afectada por las sanciones de EEUU, como el chavismo ha señalado en otros momentos.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Share This
A %d blogueros les gusta esto: