En medio de la falta de personal médico en Cuba, el Gobierno envía otros 56 profesionales a Guyana

El grupo sale de la Isla en medio de la crisis sanitaria y críticas a las autoridades que han culpado a los profesionales de la situación de colapso ante el Covid-19.

El ministro de Salud de Guyana en una ceremonia de despedida de médicos cubanos la semana pasada. NEWS ROOM

En medio de la polémica suscitada después de que el primer ministro cubano, Manuel Marrero, culpara a los médicos de la crisis sanitaria por el Covid-19 en la Isla, el Gobierno envió a Guyana otro grupo de 56 profesionales de la salud, que llegó a ese país el lunes, publicó el medio local News Room.

El equipo, que sustituyó a otro despedido la semana pasada por las autoridades locales, trabajará en el Hospital de Enfermedades Infecciosas en Lilieendaal, en la costa este de Demerara.

Según la emisora de televisión por cable, el nuevo grupo está integrado por médicos generales, enfermeras, farmacéuticos, técnicos de laboratorio y especialistas en cuidados intensivos, y prestarán servicios en Guyana durante los próximos cuatro años.

El medio local añadió que el director general del Ministerio de Salud, Dr. Vishwa Mahadeo, junto con el Embajador de Cuba en Guyana, Narciso Reinaldo Socorro, dieron la bienvenida al equipo en el Aeropuerto Internacional Cheddi Jagan.

El viernes pasado, el ministro de Salud, Dr. Frank Anthony, dijo al despedir a la brigada cubana antecesora compuesta por 43 profesionales que su Gobierno estaba agradecido por los servicios profesionales prestados.

También se mostró «complacido» de que el grupo, que tradicionalmente solo comprende médicos, «se haya abierto a otras categorías de profesionales de la salud» y también celebró que «cientos de jóvenes de Guyana pudieron ir a Cuba para recibir capacitación médica» en los últimos años gracias a acuerdos entre ambos gobiernos.

Grupos de médicos cubanos continúan saliendo del país en medio de la falta de personal médico para atender la crisis que sufre actualmente la Isla, cuyo sistema de salud pública está desbordado ante el Covid-19. Un doctor de Pinar del Pinar denunció esta semana a DIARIO DE CUBA «las injusticias y los atropellos a los que diariamente» han sido sometidos los médicos desde que comenzó la pandemia en la Isla.

«Hemos sentido una profunda indignación ante las declaraciones del primer ministroManuel Marrero, en las que afirmaba que era mayor la denuncia de las malas prácticas de los médicos que las denuncias por déficit de medicamentos. Considero que su afirmación aparte de inapropiada y no acorde a la realidad, busca culpabilizar y sacudirse responsabilidades que son propias del Estado cubano«, dijo.

«El contexto actual me permite llenarme de valor para denunciar lo que las autoridades intentan tapar en su afán de continuar con una propaganda de ‘potencia médica internacional’. Se nos ha exigido año tras año creer que con menos se puede hacer más y eso es imposible en cualquier circunstancia y más cuando se trata de la salud, donde no debe haber espacio a las improvisaciones», añadió.

A inicios de agosto, varias agrupaciones de la sociedad civil cubana que cuentan entre sus integrantes con médicos que participaron en las llamadas «misiones internacionalistas» enviaron una carta al Comité del Nobel de la Paz denunciando las violaciones a los derechos laborales que comete el régimen con dichas «brigadas».

Entre otras cuestiones, denunciaron que el Estado cubano retiene la mayor parte del salario que el empleador paga por sus servicios y que son sometidos al Reglamento disciplinario para los trabajadores civiles cubanos que prestan servicios en el extranjero como colaboradores, que «contiene numerosas restricciones arbitrarias y medidas disciplinarias» 

El régimen cubano lleva al menos un año impulsando una campaña para obtener el premio, para lo cual ha logrado movilizar a un sector de la izquierda en varios países que le han dado su aprobación.

Los profesionales sanitarios pidieron al Comité del Nobel tener en cuenta el documento a la hora de evaluar la candidatura para el premio de las brigadas médicas cubanas de emergencia Henry Reeve.

El Gobierno de la Isla también busca silenciar los escándalos por esclavitud moderna, de la que son víctimas sus médicos, y el hecho de que el envío de galenos a otros países no corresponde a su cacareada solidaridad sino acuerdos económicos que benefician al régimen en detrimento de sus trabajadores.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%