En el mercado negro los cubanos venden ya el arroz por 80 pesos la libra, los frijoles por 60 pesos y una botella de aceite por hasta 250 pesos

  • Categoría de la entrada:Cuba
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Yohana Morejón Padrón, trabajadora de una empresa textil estatal cubana, considera que el Estado solo divulga mentiras sobre el abastecimiento de alimentos en el mercado lícito nacional en CUP, pues se hallan tan vacíos que ella, como la gran mayoría de los cubanos, tiene que recurrir inevitablemente al mercado negro para sobrevivir, cuyas tarifas aumentan en cada minuto.

Los precios en el mercado informal son inversamente proporcionales al estado de abastecimiento de las tiendas: si uno sube, el otro baja; por lo que el pollo, el picadillo y las salchichas (únicos productos regularmente surtidos) van desapareciendo de los establecimientos oficiales y llegando a precios absurdamente altos en la red de comercio ilegal, generando que solo una mínima parte de la población alcance a comprar.

Morejón Padrón, vecina del Cerro, se ve obligada a adquirir la libra de arroz en 70 CUP para sostener a su familia.

Aseguró que nunca le ha alcanzado la cuota comprada por la libreta de abastecimiento (a nadie, verdaderamente), pero antes existía al menos la opción de abastecerte en los MAI (Mercados Artesanales Industriales) en precios “razonables”.

Gustavo Echenique López ha constatado que productos como el arroz, el azúcar, los frijoles colorados y los espaguetis son imposibles de adquirir fuera del mercado informal y que sus precios pueden variar incluso en dependencia del territorio.

Contó que la libra de arroz en San Miguel del Padrón se cotiza en 80 CUP, la de azúcar blanca en 50 CUP, la de frijoles colorados en 60 CUP y los espaguetis en 40 CUP.

Alegó que su familia, de 8 integrantes, no cuenta con allegados en el exterior de Cuba que le envíen divisas extranjeras para abastecerse en las tiendas en Moneda Libremente Convertible (MLC), por lo que se las tienen que arreglar en el mercado negro con 2 salarios, pero dió gracias a que existan los revendedores porque al menos tienen oferta, pues aseguró que la situación de escasez es tal que puede que no se encuentre producto alguna.

Muchos habaneros entrevistados por medios de prensa independientes han desmentido que la existencia de colas significa que no existe un déficit general en el país, como reza la propaganda oficialista.

Eva Mileidis Orozco señaló que las afirmaciones del Gobierno y de la prensa estatal no solo están totalmente erradas (pues las colas no son sinónimo de que hay suficiencia de productos a la venta), sino también se está obviando un punto importante, y es que la colas son largas, insoportables e insostenibles, pues todo está en falta y la mayoría de los habitantes que hacen colas terminan sin alcanzar a comprar el producto (y a los que alcanzan, no les dura ni 3 días).

Recalcó que los trabajadores de Estado no pueden pasar días sin asistir a sus puestos laborales por hacer colas kilométricas desde la madrugada para abastecerse con un producto distinto cada día, y es que las colas en Cuba ahora se hacen para comprar una limitadísima cantidad de productos y solo el que toque en el día.

Orozco ha preferido comprar la botella de aceite para cocinar en el mercado ilícito, donde hace 2 meses costaba 150 CUP y ahora está en 250 CUP. Tildó de “inmoral” el hecho de que el Gobierno se dedique a divulgar que “las colas representan abundancia”.

El pescado y la carne de cerdo no se consiguen en ningún lugar, y los derivados de la vaca (queso, mantequilla, carne de res y leche en polvo) son únicamente surtidos en la tiendas en MLC.

Mauro Felipe Madrigal, vecino de Boyeros y trabajador estatal, comentó que la libra de cerdo ya oscila entre los 90 y los 120 CUP. Aseguró que su familia compra el puerco y el pescado mediante grupos de WhatsApp y a veces ni logra comprar, pues se trata de cientos de personas compitiendo por un par de tajadas del animal.

Indicó que los trabajadores estatales interruptos (los que cobran su salario al 60%) son los que principalmente están obligados a realizar las exhaustivas colas por no poder darse el lujo de comprar en la red ilícita.

TOMADO DE CUBACUTE

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.