Un cubano protestó en las redes por la mala calidad del arroz de la canasta básica en La Habana. En su post dijo que no hay dónde comprar el grano porque en “Cuba ni el arroz es libre”

Un cubano protestó en las redes por la mala calidad del arroz de la canasta básica en La Habana. En su post dijo que no hay dónde comprar el grano porque en “Cuba ni el arroz es libre”.

Jorge Luis Arias, de 21 años de edad, publicó en su perfil de Facebook que desde hace una semana es imposible consumir el arroz. El joven dijo que publicará después fotos del cereal para que vieran “que clase cochinada es eso”.

“Llevo más de una semana sin poder comer en paz por el arroz que vino a la bodega. No hay quien le meta el diente señores. ¿Está gente gorda del ministerio de alimentos pensaran que somos puercos?”, expresó Arias en la publicación.

Los comentarios denotan que esta situación no es exclusiva de unos pocos, la mayoría de los cubanos impedidos de comprar el arroz en el mercado informal, tienen que recurrir al de la bodega que, generalmente, se encuentra sucio y con mala calidad.

Otro usuario comentó que “es asqueroso el arroz, como bien dices no hay quien le meta el diente, parece alimento para animales”.

Recientemente se supo que el régimen, siempre ávido de ideas que no ayuden al pueblo, invierte dinero en drones que “supuestamente” ayudan en el cultivo de este cereal, mientras que el cubano necesita arroz en el plato y no tiene.

Este proyecto, impulsado por una de las empresas militares en la Isla: Geocuba, cuenta con tres vuelos con drones y pretenden sobrevolar las tierras sembradas de arroz para: hacer análisis de población, monitorear plagas y realizar un estudio sobre el estimado real del rendimiento de estos campos.

La iniciativa abarcaría todas las empresas del país que están destinadas a la producción el grano para ayudar así a que estas “tengan una mejor planificación y logren un programa de cosecha más adecuado”, según publicó el medio preferido del régimen, Granma.

Cuba cuenta con unas 69 variedades de semillas de arroz inscritas, de las cuales 12 están ahora en producción, pero los cubanos siguen rezando porque el cereal aparezca en los mercados a precios asequibles. En las redes circula un meme que pregunta: ¿A los cuántos días sin comer arroz un cubano pierde la nacionalidad?; la idiosincrasia del cubano le hace parodiar hasta de la escasez y la miseria, aunque ello no desaparezca la carestía. 

Actualmente una libra de arroz puede costar hasta 25 pesos cubanos en el mercado informal, el régimen emplea como pretexto la pandemia para justificar la ausencia de alimentos y productos básicos para el cubano. Sin embargo, el Doctor en Ciencias Económicas, Pedro Monreal sostiene que la escasez de arroz no tiene que ver con la crisis por la pandemia sino que el 2019” fue un año terrible para la cosecha arrocera, reduciéndose en 18 % la producción”.

Tomado De ADNCUBA

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.