“El gobierno de Díaz-Canel sabe lo que debe hacer para que sea posible permitir la transferencia de dinero: simplemente asegurarse de que este se quede en los bolsillos de las familias cubanas, no del ejército”, publicó la Embajada de EE.UU. en Cuba

La Embajada de EE.UU. en La Habana, publicó un mensaje en las redes sociales sobre el envío de remesas a la isla castrista. En la página oficial en Facebook de la sede diplomática se refirió:

“Estados Unidos eliminó a los militares de Cuba del proceso de remesas, con el objetivo de proteger los derechos humanos del pueblo cubano y asegurar que las familias -no los militares- reciban el máximo beneficio de las remesas”.

En el comunicado se precisó además: “El gobierno de [Miguel] Díaz-Canel sabe lo que debe hacer para que sea posible permitir la transferencia de dinero: simplemente, asegurarse de que este se quede en los bolsillos de las familias cubanas, no del ejército”.

La comunicación incluye además las palabras emitidas por  Michael G Kozak,  subsecretario de Estado de Estados Unidos para Asuntos del Hemisferio Occidental, en su cuenta oficial en Twitter.

La compañía de servicios financieros y de comunicación Western Union (WU) ratificó el fin de sus operaciones en Cuba el venidero 23 de noviembre y se despidió de sus clientes involucrados en el proceso de envío de remesas a la isla.

Mediante una carta a nombre de Khalid Fellahi, presidente de la compañía en su área de Envíos de Dinero para el Consumidor, WU afirmó no haber logrado encontrar una solución en el plazo reducido del que disponía para seguir operando en la mayor de las Antillas bajo las nuevas regulaciones establecidas por el gobierno de Estados Unidos para el envío de dinero desde ese país a Cuba.

“Sabemos lo importante que es estar seguros de que sus seres queridos en Cuba sean atendidos, y la transferencia de dinero es parte de eso. Lamentamos informarle que tiene un tiempo limitado para enviar dinero a sus seres queridos en Cuba”, inicia el documento de la compañía, circulado este viernes 13 de noviembre.

Anteriormente, el Encargado de Negocios de la Embajada de Estados Unidos en Cuba, Timothy Zúñiga-Brown, afirmó que “el pueblo de Cuba es quien merece recibir el máximo beneficio de sus familias”.

“Por ello, la reciente acción del gobierno de los EE.UU. saca al MINFAR (Ministerio de las Fuerzas Armadas” y al MININT (Ministerio del Interior) del proceso de remesas”, sostuvo el diplomático en un tuit publicado en la cuenta oficial de la Embajada.

Zúñiga-Brown, agregó que “los órganos represivos del PCC (Partido Comunista de Cuba), MINFAR, y MININT niegan al pueblo cubano sus libertades más básicas: de expresión, asociación, prensa y religión”.

“EE.UU. continuará negando al régimen la posibilidad de obtener recursos para reprimir al pueblo y exportar su modelo”, concluyó el veterano diplomático que sustituyó a Mara Tekach, anterior Encargada de Negocios de la Embajada de Estados Unidos en La Habana.

Zúñiga-Brown ocupaba el cargo de Coordinador de Asuntos Cubanos en  el  Departamento de Estado, es originario de Nevada y diplomático de carrera, con más de 28 años de experiencia. 

El Encargado de Negocios reafirma  las declaraciones emitidas recientemente por el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo: “Las remesas de Estados Unidos a Cuba aún pueden fluir, pero no pasarán por las manos del ejército cubano, que usa esos fondos para oprimir al pueblo cubano y financiar la interferencia de Cuba en Venezuela”.  

Pompeo refirió en un comunicado: “La Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro tomó medidas para sacar al ejército cubano del proceso de envío de remesas a Cuba. Una vez que estos cambios a las Regulaciones de Control de Activos Cubanos (CACR) sean efectivos, las personas sujetas a la jurisdicción de los EEUU no estarán autorizadas a procesar remesas hacia o desde Cuba que involucren a cualquier entidad o subentidad en la Lista Restringida de Cuba del Departamento de Estado”.

Estados Unidos apoya el principio de que los cubanos deben poder prosperar y mantener a sus familias sin que el ejército cubano utilice sus ganancias en divisas como desee”, explicó Pompeo.

El secretario  de Estado recordó que “El gobierno y el ejército cubano han creado un sistema que confisca divisas fuertes a través de mecanismos financieros operados por militares, como FINCIMEX y AIS, y toma una parte de las remesas que los cubanos comunes reciben del exterior, incluso de Estados Unidos”.

Cuba es el único país del hemisferio donde los militares reciben una parte de las remesas.

Tomado De ADNCUBA

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.