Elogian paladar de Las Tunas por calidad de alimentos y precios de “otra galaxia”

Quienes se acercan al establecimiento gastronómico Parrillada, en Las Tunas, no pueden dejar de asombrarse, sobre todo porque este no pertenece al gobierno

Los precios son buenos y la calidad de los platos también. Foto: Periódico26

Un impensable lugar atrae la atención en Las Tunas. A la fecha, un paladar muy popular en la ciudad no ha cambiado sus precios pese al (des) ordenamiento monetario en Cuba. Una sorpresa para los tuneros, quienes ya se han acostumbrado a los precios abusivos del gobierno castrista.

Los precios son buenos y la calidad de los platos también. Lo más extraño del caso es que dichos montos se remontan a varios meses, ya que -pese al incremento- los cuentapropistas del restaurante decidieron no aumentar ni bajar de calidad para así atraer un mayor flujo de clientes.

Quienes se acercan al establecimiento gastronómico Parrillada, en Las Tunas, no pueden dejar de asombrarse, sobre todo porque este no pertenece al gobierno y la calidad de sus platos es muy buena.

¿Cómo se explica esta novedad en Las Tunas?

“‘¿Compañera, esto es estatal?’ Le preguntan una y otra vez a la dependienta. ‘Pero… ¡estos precios no han cambiado!’, vuelven a comentar en alta voz y con asombro quienes lo visitan. El resultado: establecimiento lleno y ventas acertadas que alivian las necesidades y le dan tranquilidad al bolsillo”

reseña el diario tunero Periódico 26

También se entrevistó a varios residentes de Las Tunas que disfrutan de los servicios del restaurante. María Rodríguez aseguró que desde que se enteró de su existencia, es allí donde merienda o almuerza. “La oferta es exquisita, asequible. No por vender barato disminuyen la calidad”, contó.

Foto: Periódico26

“Está muy bien elaborada la comida, es una excelente opción para el pueblo en estos tiempos en los que todo se ha incrementado”destacó la cubana Anabel, quien reside en el reparto Buena Vista

La propietaria de Parrillada, Yaíma Ferrales, contó cómo descubrió esta modalidad de negocio para atraer cada vez más clientes sin aumentar un solo peso.

“Sencillamente aplico el a, b, c, de un buen comerciante: vender mucho y barato; y no poco y caro. Con ello el producto rota todos los días, no envejece, se oferta fresco y sobre todo, hacemos un volumen mayor de producciones utilizando menos recursos, dígase electricidad, aceite, gas licuado… Lo cual disminuye nuestros gastos y no se lo tenemos que sumar al precio del menú”

explicó la cuentapropista de Las Tunas

Aludió al aprovechamiento total de los recursos en la elaboración como práctica diaria y obligatoria.

Foto: Periódico26

“Las croquetas, los medallones, las fritas y los aporreados que ofertamos con los panes, lo hacemos a partir de los subproductos y las recorterías de las raciones para el restaurante y con ello extendemos más los alimentos y abaratamos costos”.

De lunes a viernes este famoso paladar en Las Tunas abre al público en horario de 7:00 a 11:00 a.m. solo para los desayunos. En tanto, desde las 11:00 a.m. y hasta las 2:00 p.m. expende almuerzos.

Las llamadas “completas”, que incluyen granos, viandas, hortalizas, proteína, caldos y un líquido, salen por el valor de 30.00 pesos en moneda nacional.

Yaíma Ferrales es otra de las cuentapropistas que ha tenido que sortear las trabas del régimen para hacer de su negocio un éxito. Con arduo trabajo, dedicación y una buena estructuración de costos, esta cubana ha superado muchos de los impedimentos que sufren los trabajadores por cuenta propia en la isla.

Tomado De Cubanosporelmundo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.