Eliécer Ávila advierte que no ofrecerá disculpas a la comunidad gay por sus comentarios y llega incluso a compararse con Donald Trump

El conocido activista de la oposición del Gobierno cubano, Eliécer Ávila, realizó una directa este domingo 6 de junio desde su canal de YouTube para aclarar que él no renunció a la presidencia del movimiento Somos+, sino que los estatutos de la organización dictan que le corresponde dejar el cargo en las próximas elecciones. El opositor es últimamente reconocido con el apelativo de “Cabo Malanga”, popularizado por los Pichy Boys en su más reciente sátira, y, a pesar de prometer ser breve, la transmisión se extendió a más de una hora.

El también ingeniero informático indicó sentirse agredido por lo que calificó como toda una “campaña mediática” en su contra, creada por aquellas personas que desean verlo fuera de la acción política.

En esta última declaración pública, Ávila aseguró que desea “quitarse las cadenas de político” y acabar con “el Eliécer político”, pues ha hecho público su enfado por las muchísimas críticas que acarrea ser el centro de atención.

El activista es reconocido por siempre asociarse con el bando que mayor beneficio le reporte, independientemente de su ideología y accionar, y estas declaraciones no parecen ser más que un malogrado intento por enmascarar su renuncia, su falta de tolerancia para las críticas y su ridícula respuesta, y hasta lograr apartar el centro de atención de sí hasta que el revuelo mediático se disipe.

Ávila, como muchos recuerdan, fue un “comecandela” cuando cursaba estudios en la Universidad de Ciencias Informáticas (UCI), hasta que le fue más conveniente cambiar de bando radicalmente e ir de comunista a opositor. Por supuesto, lo que en su momento el joven justificó con la “dialéctica materialista”, fue luego entendido como su perfecta vía para emigrar definitivamente de Cuba.

Su repentino vuelco de perspectiva en cuanto a dejar a un lado su activismo político, en consistencia con su reconocida actitud veleta, incurriría en una violación a los estatus que él mismo escribió para su movimiento, pues, de acuerdo con el artículo número 14, “el presidente saliente producto de las primeras elecciones, dado el carácter histórico y trascendental de las mismas, y teniendo en cuenta su condición de fundador de nuestra organización, ostentará el título en lo delante de Presidente Honorífico del Movimiento Político Somos+”.

En su transmisión, Ávila llegó a compararse con el ex presidente de Estados Unidos Donald Trump, pues opinó que se está viendo rodeado por una ofensiva de críticas y tergiversaciones, igual a la que el polémico estadounidense sufrió durante su intento por reelegirse.

Este criterio no podría estar más alejado de la realidad, porque la avalancha de críticas que recibió recientemente se dio a causa de los comentarios homófobos y machistas que dirigió al presentador Alexander Otaola, lo que nada tiene que ver con su figura como político. Pero, claro, mientras más tiempo pase frente a las cámaras, más dinero genera gracias a las horas reproducidas en YouTube y a los patrocinios de negocios locales de Miami.

Aseguró que no ofrecerá disculpas a la comunidad LGBTI+ por sus comentarios ofensivos y que se dedicará a partir de ahora a no escuchar críticas ni consejos de nadie.

TOMADO DE CUBACUTE

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.