El Vaticano dice que ofreció a los cubanos en San Pedro entrar a la misa ‘como individuos no como manifestantes’

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Cuba / Italia
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios
Anuncios

Afirma que los cubanos se negaron y ‘continuaron su manifestación a poca distancia de la plaza sin que ocurriera ningún incidente particular’.

Cubanos protestan cerca de la Plaza de San Pedro en el Vaticano, 24 de octubre. LÁZARO MIRELES/TWITTER

La Oficina de Prensa del Vaticano declaró el jueves que a los cientos de cubanos que el domingo intentaron asistir a la misa del Ángelus oficiado por el Santo Padre en la Plaza de San Pedro se le ofreció su entrada, pero no como manifestantes.

«El domingo pasado algunas personas quisieron entrar a la Plaza de San Pedro para una manifestación política durante un evento espiritual y religioso, el Ángelus dominical que oficia el Santo Padre. Por lo que sabemos, se les ofreció entrar a la plaza como individuos, no como manifestantes, pero se negaron», indicó la Oficina de Prensa del Vaticano en una respuesta enviada a Radio Televisión Martí.

El grupo continuó «su manifestación en Via della Conciliazione, a poca distancia de la plaza, sin que, según nos parece, ocurriera ningún incidente particular», zanjó el mensaje. 

La manifestación pretendía rezar por la libertad y llamar la atención del papa Francisco sobre la represión en Cuba. Su promotor, el influencer cubano Alexander Otaola, denunció una situación que difiere con lo explicado por el Vaticano.

«Es imposible que justamente el día que se habla de Bartimeo, el ciego que gritaba para que Jesús lo escuchara, el Papa no sepa que había 2.000 personas ahí para ser escuchados. Esto es imposible», dijo Otaola al medio miamense.

Según la versión de algunos participantes, la policía italiana no permitió el ingreso de los cubanos que vestían de blanco y portaban banderas cubanas.

«Nos arrodillamos frente al Vaticano porque no nos dejan pasar, nuestra fe no merece ser escuchada, según la Iglesia Católica, así nos segregan y dividen a quienes pacíficamente queremos libertad y derechos humanos para nuestro pueblo«, escribió en su cuenta de Twitter el activista radicado en Madrid, España, Lázaro Mireles.

«La policía italiana no tiene autoridad para actuar dentro del Vaticano, para impedir la entrada al Vaticano. La policía entraba a la Plaza de San Pedro, incluso con armas, a quitar banderas y quien único puede autorizar esto es el Papa o su grupo», dijo Otaola.

El portal Vida Nueva, perteneciente a la Iglesia Católica, afirmó que fuentes vaticanas consultadas alegaron que «los actos políticos, sean de un signo u otro, no tienen cabida en las celebraciones papales».

Según el portal católico, las fuentes del Vaticano dijeron que «en ningún momento se trató de una censura, simplemente que ni con Francisco, ni con Benedicto XVI, ni con san Juan Pablo II o cualquier otro pontífice se han permitido nunca los actos con tintes políticos».

A pesar de que es muy común que los asistentes a la misa del Ángelus que ofrece el papa cada domingo luzcan sus banderas, las fuentes de la Santa Sede dijeron que la retirada de la enseña nacional a un joven cubano —videos en redes muestran la retirada del estandarte a dos— se debió «al celo excesivo de un agente».

El joven católico cubano Joeluis Cerutti Torres, profesor de la Facultad de Física de la Universidad de La Habana, criticó las explicaciones ofrecidas por Vida Nueva: «¡Si algo hay en el Ángelus es banderas! Y cada vez que leo, así, como si fuera un errorcito menor, que el guardia tuvo un ‘celo excesivo’ y se ‘equivocó’ (…) Es inaceptable».

Para Otaola, se trata de «un acto discriminatorio, porque había banderas españolas, peruanas y de muchos otros países, pero las cubanas no fueron permitidas». El activista dijo que solo siete cubanos pudieron entrar a la Plaza San Pedro.

Según el youtuber, había peregrinos de todas partes del mundo y los peregrinos cubanos fueron expulsados de la Plaza de San Pedro, a pesar de que durante dos meses se coordinó y se hicieron gestiones ante el Vaticano.

«El Vaticano nunca contestó y, cinco días antes del acto, comunicó que no se permitían manifestaciones dentro de la Plaza de San Pedro sin ofrecer otras opciones», añadió. Para el influencer, el régimen cubano está detrás de lo ocurrido.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.