El tribunal de Jovellanos ratifica la sanción de seis años de cárcel a la Dama de Blanco Sissi Abascal

La vista para la apelación de la sentencia fue celebrada en medio de un fuerte operativo policial.

Militarización del Tribunal Municipal de Jovellanos a la hora del juicio a Sissi Abascal. SISSI ABASCAL / FACEBOOK

El Tribunal Municipal de Jovellanos, Matanzas, ratificó la sentencia de seis años de privación de libertad contra la Dama de Blanco Sissi Abascal, acusada de varios delitos comunes por manifestarse pacíficamente el pasado 11 de julio en esa localidad.

La vista para la apelación de la sentencia, que tuvo lugar el lunes en la mañana, fue celebrada en medio de un fuerte operativo policial en los alrededores de la sede judicial, según fotos compartidas en el muro de Facebook de la activista.

«Los abogados en Cuba son una farsa, no representan a nadie», cuestionó Berta Soler, líder de las Damas de Blanco, en su propio perfil en la red social.

«Y cuando se trata de defender a un opositor es por gusto, quien ordena es la Seguridad del Estado. Hace unos minutos que la apelación de los seis años de privación de libertad de Sissi Abascal terminó. Fue teatro oral montado por el régimen cubano. La tienen presa en la PNR de Jovellanos (…) luego va trasladada a prisión«, precisó.

En octubre pasado, la Fiscalía Municipal de Jovellanos había impuesto la sentencia a la joven de 24 años, que es también miembro del Partido por la Democracia Pedro Luis Boitel, quien fuera golpeada y detenida el 11J, y posteriormente condenada por los presuntos delitos de desacato, atentado y desorden público.

«A Sissi la acusa en el juicio una oficial, la mayor Silvia Martínez Montero, la política de la Policía de Jovellanos. A esa represora nosotros no la vimos en ningún momento. Nosotras estábamos pacíficamente sentadas frente a la unidad de la Policía de Carlos Rojas esperando que nos dieran una respuesta de dónde tenían a Armando Abascal», contó sobre el juicio a DIARIO DE CUBA la madre de Abascal, la también activista y Dama de Blanco Annia Zamora.

«La protesta ya había terminado, todo el mundo se había retirado, quedábamos mis hijas Lisi Abascal, Sissi Abascal y yo. Entonces llegó un ómnibus lleno de mujeres vestidas de civil, entre 30 y 40, que nos agredieron horriblemente. Sufrimos lesiones, a mi hija Lisi la golpearon en la cabeza con una botella y tuvo que recibir suturas», narró.

«Hicimos la denuncia, pero ninguna ha tenido efecto. En esa guagua vino esa mayor, que conocemos perfectamente de otros operativos, pero nosotros no la vimos ese día. Quienes nos agredieron, que fueron quienes provocaron el desorden público, eran policías vestidas de civil que ya se comprobó que estaban ahí, así como miembros del Partido y del Gobierno, como la intendente, que estaba presente y también fue testigo en el juicio, y dirigentes del INDER. Son ellos quienes debían estar siendo procesados por desorden público, atentado y agresión. Pero no han hecho nada», denunció.

«No vamos a doblegarnos como padres», agregó por su lado a esta redacción Armando Abascal, padre de Sissi y miembro del Partido por la Democracia Pedro Luis Boitel, quien estuvo detenido durante más de 45 días después de también ser represaliado el 11J, y sobre quien pesa una medida de prisión domiciliar hasta que le celebren juicio.

De un total de 1.332 personas detenidas en relación con las protestas del 11J, el grupo Justicia 11J y la ONG legal Cubalex precisaron la pasada semana que 710 continúan en centros de reclusión.

De las 574 que han sido excarceladas, muchas siguen en espera de juicio bajo medida cautelar de libertad bajo fianza o prisión domiciliaria. Un total de 141 cubanos están siendo o han sido ya procesadas por cargos de sedición y 38 de sabotaje, cargos de mayor gravedad que a partir de octubre las autoridades sumaron a los expedientes de esos detenidos.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%