El Senado de EEUU debatirá una ley para combatir la trata de médicos cubanos

El proyecto legislativo pide restablecer el Programa de Refugio para profesionales que escapen de las ‘misiones’ del Gobierno de la Isla.

Médicos cubanos en ‘misión’ oficial. CNN

Los senadores cubanoamericanos Bob Menéndez, demócrata, y Marco Rubio, republicano, volvieron a presentar al Senado de EEUU un proyecto de ley para combatir el tráfico de los médicos cubanos en «misiones» del Gobierno de la Isla («Combatting Trafficking of Cuban Doctors Act», por su nombre en inglés).

La legislación, similar a otra presentada en 2020, llama a «fortalecer la rendición de cuentas del régimen cubano por la trata de personas y la explotación de médicos, enfermeras y otros profesionales médicos cubanos desplegados en misiones médicas extranjeras».

Asimismo, el texto de la disposición busca restablecer el Programa de Refugio para Profesionales Médicos Cubanos («Cuban Medical Professional Parole Program», como es conocido por su nombre en inglés) para permitir a los médicos, enfermeras y otros profesionales médicos cubanos elegibles y sus familias residir en los Estados Unidos.

Este Programa, que estuvo vigente años atrás, fue suspendido durante el Gobierno de Barack Obama.

La legislación, de ser aprobada, permitiría exigir a las autoridades de los países donde La Habana tiene sus «misiones médicas» informes sobre las condicionesde trabajo forzoso a las que sus integrantes son sometidos allí.

«Las misiones médicas de Cuba, que en apariencia parecen motivadas por la preocupación humanitaria y la empatía, son en realidad esquemas coercitivos de trata de personas patrocinados por el Estado que atrapan a los profesionales médicos cubanos en servidumbre por contrato», dijo Menéndez al presentar el texto.

«Es inaceptable que el régimen cubano haya seguido explotando a médicos y enfermeras con fines de lucro, reteniendo sus pasaportes, tomando represalias contra sus familias y manipulándolos mediante otras formas de presión e intimidación. Los trabajadores de la salud de primera línea merecen nada menos que nuestra abundante admiración y gratitud, especialmente a medida que avanza la pandemia del coronavirus. Aplaudo la introducción de esta legislación bipartidista al ofrecer a los Estados Unidos un refugio seguro para aquellos profesionales médicos cubanos que buscan refugio del régimen», agregó.
 
Por su parte, Rubio indicó que «no hay duda de que las llamadas ‘misiones médicas en el exterior’ de la dictadura cubana son una trampa coercitiva».

«El régimen de Castro y Díaz-Canel puede intentar disfrazar estas misiones como esfuerzos humanitarios, pero la realidad es que son brigadas de trata de personas patrocinadas por el Estado. Los médicos, enfermeras y otros profesionales médicos cubanos están sujetos a condiciones de trabajo deplorables, confiscación de sus formas legales de identificación sin una compensación significativa. Estados Unidos tiene el deber moral de combatir este esquema y responsabilizar a los perpetradores de estos abusos», enfatizó.

El texto de la legislación cita en su cuerpo, para fundamentar la necesidad de su aprobación, la investigación que realizara DIARIO DE CUBA en 2018 acerca de los contingentes sanitarios de La Habana del programa «Más médicos», que fuera desplegado en Brasil bajo los gobiernos del Partido de los Trabajadores. 

Entre otras revelaciones, la investigación puso en evidencia que, si bien otros profesionales de la salud extranjeros prestaban servicio en ese país contratados por Brasilia, solo a los cubanos se les obligaba a entregar sus salarios a su Gobierno.

La disposición que podría ser votada por el Senado de EEUU subraya que entre las medidas violatorias que sufren los cubanos en «misión» está que, en caso de abandonar esas brigadas, tienen prohibido entrar a la Isla al menos durante ocho años.

La Administración Biden presentó asimismo un escrito de «amicus» en el caso de Ramona Matos Rodríguez et al. Contra la Organización Panamericana de la Salud (OPS), una demanda presentada en EEUU por varios doctores cubanos explotados por La Habana en Brasil y que demandaron una compensación a la OPS por servir de intermediaria en «Más médicos».

La demanda, que ahora Washington apoya, acusa a la organización regional con sede en EEUU de facilitar la trata de personas.

Bob Menéndez se refirió al tema el miércoles ante el Senado. El legislador cubanoamericano subrayó la importancia de responsabilizar a la OPS por la facilitación de un programa que sometió a más de 10.000 profesionales médicos cubanos a condiciones de trabajo forzoso en Brasil.

«Pido al presidente y al secretario de Estado que redoblen sus esfuerzos en presionar a (el Gobierno de) Cuba para que termine con su programa de trata de doctores y los muchos otros abusos que siguen cometiendo en contra el pueblo cubano», dijo Menéndez en su intervención.

«En noviembre de 2019, el relator especial de las Naciones Unidas sobre las formas contemporáneas de esclavitud y el relator especial de las Naciones Unidas sobre la trata de personas expresaron su preocupación de que la trata de profesionales médicos por parte del régimen cubano constituye trabajo forzoso y esclavitud moderna«, señaló el senador demócrata.

La semana pasada una resolución aprobada en el Parlamento Europeo denunció las condiciones de trabajo a las que son sometidos los médicos cubanos que cumplen «misiones» en el exterior.

La exportación de servicios profesionales, mayoritariamente médicos, es una de las principales fuentes de ingreso del Gobierno cubano, que se queda con al menos el 75% de lo que pagan los países de destino en concepto de salarios.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.