El Salvador no quiere comunismo; otra vez gana Bukele

Anuncios

Bukele ha sabido ganarse la confianza de electores jóvenes cansados de los discursos tradicionales y de escuchar las mismas consignas

Con el 90% de las actas procesadas y consolidadas para este miércoles, su partido aparece como la principal fuerza política de su país. Foto: Wikimedia

Aunque su nombre no estuvo en las boletas electorales, el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, fue el gran ganador de las elecciones legislativas celebradas el pasado domingo.

En concreto el partido fundado por Bukele, conocido como Nuevas Ideas (NI), en su primera contienda electoral venció con amplia mayoría, con la posibilidad de dirigir el país sin oposición alguna en la Asamblea Legislativa y el Ejecutivo. Varios análisis compartidos por políticos salvadoreños a 48 horas de difundidos los resultados preliminares concluyen en un solo punto: El Salvador no quiere comunismo, ni populismo, ni falsas promesas.

Este martes se confirmó la arrolladora victoria de su partido, según difundiera Tribunal Supremo Electoral. El llamado “fenómeno Bukele” derrotó en las urnas al partido derechista Alianza Republicana Nacionalista (ARENA) y al FMLN en 2019. Pero ahora repitió la dosis al hacerse de la mayoría de 56 votos en la legislatura 2021-2024.

Con el 90% de las actas procesadas y consolidadas para este miércoles, su partido aparece como la principal fuerza política de su país.

“Esto significa que si el partido del presidente domina el Legislativo, tiene también la oportunidad de controlar el poder judicial y los órganos de segundo grado, como la fiscalía, lo que le da un poder bastante considerable y sin contrapesos”

indicó la analista política Bessy Ríos a la BBC

Bukele, el presidente millenial más hábil de Latinoamérica

Apodado como “presidente millenial”, Bukele ha sabido ganarse la confianza de electores jóvenes cansados de los discursos tradicionales y de escuchar las mismas consignas y las mismas promesas de cambio por parte de dos partidos históricos en El Salvador. Así es como el partido guerrillero  Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) ha quedado relegado a ser una pequeña minoría después de ocupar la presidencia en los dos periodos anteriores.

Según una encuesta realizada por la consultora Mitofsky a mediados del año pasado Nayib Bukele se ubica no solo como el mandatario más popular de la región, sino que lo colocaba por encima de líderes de Australia, Asia o Europa, como Angela Merkel.

Lo cierto es que los miembros de Nuevas Ideas dicen que no se identifican con ninguna ideología, pero poseen rasgos de derecha, lo que afianza el giro al conservadurismo en el país centroamericano.

“NI tiene dos caminos con todo el poder legislativo: un legado positivo para el país o una ruta hacia un sistema neoliberal- dictatorial”

dijo el politólogo Álvaro Artiga

TOMADO DE CUBANOSPORELMUNDO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.