El régimen recibe con un interrogatorio a la madre de un preso del 11J que denunció la represión ante la ONU

También le decomisaron 3.000 pesos cubanos que traía en su equipaje.

La cubana Ailex Marcano. AILEX MARCANO

Ailex Marcano, la madre de un joven cubano encarcelado por participar en las protestas del 11 de julio, fue recibida por el régimen con un interrogatorio policial y el decomiso de 3.000 pesos cubanos a su regreso de Europa, donde denunció la situación de los presos políticos en la Isla, según informó Radio Televisión Martí.

La madre de Ángel Jesús Véliz Marcano, un joven de 27 años sentenciado a seis años de prisión por manifestarse el 11J, es el primer familiar de un preso político cubano en denunciar personalmente la situación tras las protestas ante la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Según denunció Ailex Marcano al medio estadounidense tras regresar a la Isla, fue un teniente coronel de apellidos Ávila Beltrán el encargado de interrogarla durante tres horas, quien le preguntó por los pormenores de su viaje.

«Me preguntaron por qué fui a España, si fue por carta de invitación, a qué viajé, con quien me reuní, qué resultado tuve, si creía que mi situación se iba a solucionar», relató Marcano.

«Yo le dije que aquí no había sido escuchada, que se estaba incumpliendo la ley porque mi hijo no es ningún violento, ni agresivo y está cumpliendo actualmente seis años en prisión por atentado y desorden público, que iba a seguir haciendo lo que tuviera que hacer por la libertad de mi hijo, porque él no tenía que estar ahí», agregó.

La madre del preso políticoa quien también le decomisaron los 3.000 pesos que traía para pagar el viaje de regreso a su casa, también denunció que al salir del aeropuerto un agente de la Policía pidió la identificación del chofer que la llevaría a Camagüey y la documentación del vehículo.

Ambos fueron detenidos nuevamente en un punto de control antes de entrar a Camagüey, donde la policía registró el maletero del automóvil y el contenido del equipaje.

Ailex Marcano regresaba tras pasar varios días en Europa denunciando la situación de su hijo y otros presos del 11J en Cuba ante la ONU y la prensa española.

Marcano solicitó desde Madrid «apoyo internacional» para las familias y las madres de los presos ya que «las organizaciones nacionales» y únicas legales en la Isla, «no escuchan» a los familiares.

«Pedimos a las organizaciones internacionales, ya que las nacionales no nos escuchan, que aboguen por la libertad inmediata de los presos del 11 de julio y los presos políticos, que todos los años van presos, es un crimen, por pensar diferente nadie debe ser detenido», manifestó.

En esa línea, aludió a que las organizaciones oficiales de mujeres cubanas «no se han sensibilizado» con las madres de los presos y agradeció a las redes de otros países que se están «preocupando y ocupando» de ellas.

Su hijo, Ángel Jesús Véliz Marcano, fue detenido el 18 de julio de 2021, una semana después de participar en las protestas en la ciudad central de Camagüey, y condenado a seis años de prisión, que actualmente cumple en la cárcel Cerámica Roja después de haber pasado por otras cárceles de la Isla.

«Mi hijo participó de forma voluntaria y espontánea en las manifestaciones, nadie lo incitó, es muy triste lo que estamos viviendo los familiares, solo porque nuestros hijos participaron en manifestaciones de forma pacífica, que eran necesarias», denunció su madre.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%