El régimen omite que el activista cubano Guillermo ‘Coco’ Fariñas está detenido en un hospital

La Habana exhibe a Fariñas desde la sala donde está recluido desde el pasado viernes.

Guillermo «Coco» Fariñas, detenido en un hospital de Santa Clara, Cuba. YUNIER JAVIER SIFONTE DÍAZ/FACEBOOK

El régimen cubano continúa usando los hospitales como centros de detención y exhibe a los opositores, al menos en las redes sociales. Este lunes mostraron en un video a Guillermo «Coco» Fariñas, detenido en el hospital Arnaldo Milián Castro de Santa Clara desde el pasado viernes, días antes de la marcha cívica por el cambio del 15 de noviembre que se extenderá hasta el próximo 27.

«Me llamo Guillermo Fariñas Hernández, soy un connotado contrarrevolucionario. Mi función es derrocar a este Gobierno. Aquí estoy en el hospital porque yo estoy convaleciente de una inflamación en los riñones, en la pelvis, en el testículo derecho, porque se me detectó una bacteria», dijo Fariñas.

«El trato ha sido muy profesional, muy bueno, como siempre ha sido en este hospital. Yo no tengo quejas de ningún tipo con el personal de salud. Aquí todos, las enfermeras, los enfermeros, los médicos sin problema de ningún tipo pueden entrar», agregó.

«Cuando llegué me declaré en huelga de hambre como cada vez que hago cada vez que me hacen prisionero. Y ellos dicen que como estaba enfermo que si mi familia me traía la comida. Yo dije que sí, que si mi familia me trae la comida, sin problema alguno. Nada de lo que me de el sistema, yo lo acepto. Los medicamentos todos los trajeron de mi casa. Eso me lo mandan del exterior: el exilio cubano es el que siempre me lo manda», dijo Fariñas.

Sin embargo, el doctor Rafael Cruz, especialista en Urología del hospital Arnaldo Milián, no se refirió a la detención y dijo que la estancia de Fariñas en el hospital «ha sido normal, como cualquier otro paciente sin ningún cambio, ni ninguna alteración ni ninguna disfunción en el transcurso ni en el orden de la sala. Él se comporta normalmente. El personal médico lo atiende como es debido. Y por lo menos a nosotros no nos ha manifestado ninguna situación. Yo paso por ahí todas las mañanas, lo saludo». 

Por su parte, la enfermera Abisley Reyes dijo que «él llevaba un antibiótico y primero alegó que no iba a administrárselo. Hablé con él y aceptó tomar el medicamento de aquí del hospital y en estos momentos está con ese tratamiento».

El reporte del periodista Yunier Javier Sifonte Díaz, el mismo que dio la versión oficial del incidente entre la Policía y estudiantes sudafricanos de Medicina en Santa Claraenseñó parte de la historia clínica de Guillermo «Coco» Fariñas.

El doctor Cruz insistió en que Fariñas «recibe los medicamentos que tiene indicados por la farmacia hospitalaria. Puede tener un medicamento que él tenga propio, en un seguimiento de otras cuestiones, pero el paciente recibe su medicación del hospital». 

La agencia estatal Prensa Latina tampoco se refirió a la detención en una nota donde se hizo eco del reporte de Sifonte e intentó desacreditar a Guillermo «Coco Fariñas». «Las declaraciones de Fariñas se contradicen con informaciones aparecidas en las redes sociales por parte de enemigos de la Revolución cubana, lacayos del imperialismo norteamericano», dijo PL.

«Dijo Fariñas, que los medicamentos que está utilizando los recibe del extranjero, lo cual fue desmentido por la enfermera licenciada Abisley Reyes, quien reveló que él (Fariñas) primero le dijo que no, pero después aceptó que le suministraran el medicamento del hospital», agregó la citada fuente. 

Haisa Fariñas, hija del opositor detenido, dijo este lunes en Twitter que «Coco fue visitado a las 7:45AM por el periodista de Telecubanacán Yunier Javier Sifonte Díaz para hacerle una entrevista. ¿Le preguntó que cómo se sentía Fariñas y por qué decía que estaba arrestado? Mi padre le contestó que lo habían sacado de su casa en contra de su voluntad, detenido, y lo trasladaron hacia el hospital Arnaldo Milián, donde actualmente no le permiten salir de la sala de transplante, cama 8, que es donde lo tienen aislado«.

«Le recordó además que el medicamento vía endovenosa que mi abuela y su madre Alicia Hernández le estaba inyectando en la casa es gracias a la donación que le hicieron presos políticos exiliados, al igual que otras medicamentos (antibióticos) que estaba tomando vía oral como por ejemplo el ciprofloxacino ya que en Cuba no hay ese medicamento en las farmacias. La fiscal aún no se ha presentado durante el día de hoy. El urólogo volvió a visitarlo nuevamente y debido a la afección que presenta actualmente en vías urinarias le recetó cefalexina cada ocho horas», dijo.

El reporte oficial omitió y tergiversó parte de esa información. 

Guillermo «Coco» Fariñas está siendo atendido por la nefróloga Aily Rivero, y los urólogos Arnaldo Espinosa y Marcos Chaviano, según su hija. «Le han realizado en el día de hoy (martes) varios análisis, solo le informaron que el ultrasonido está bien pero él no ha visto la indicación, ni la ha leído, no se lo permiten», agregó.

No es la primera vez que el régimen cubano emite imágenes de activistas desde un hospital para aparentar normalidad cuando está detenido en contra de su voluntad. Este año también lo hicieron con Luis Manuel Otero Alcántara.

La familia de Guillermo «Coco» Fariñas, Premio Sajarov 2010 a la Libertad de Conciencia del Parlamento Europeo, está preocupada por el estado de salud del activista. «En menos de 15 días lo han detenido en dos ocasiones. Su estado de salud actualmente es delicado debido a las numerosas huelgas de hambre que ha realizado, prisión política, y golpizas propiciadas por órganos represivos del Gobierno castrista y ahora se encuentra también con una grave afección en las vías urinarias», dijo Haisa Fariñas.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%