El régimen libera a Bárbara Farrat, la madre de uno de los menores presos del 11J

La madre cubana lleva meses pidiendo la libertad de su hijo y denunciando las injusticias cometidas contra él.

Bárbara Farrat Guillén B. FARRAT / FACEBOOK

Bárbara Farrat Guillén, la madre del adolescente de 17 años Jonathan Torres, fue liberada por la Seguridad del Estado horas después de ser detenida en La Habana cerca de su vivienda.

«Barbara Farrat acaba de ser liberada. Lo logramos todos juntos», indicó la activista Saily González Velázquez a través de su muro de Facebook

«Que no pare nadie. Juntos, contra la injusticia, no hay quien pueda con nosotros», indicó.

Poco antes, en el perfil de esa misma red social, el esposo de Farrat Guillén, Orlando Ramírez, había confirmado escuetamente la liberación

Según denunció el viernes el propio Ramírez, la mujer había sido llevada a la estación de Aguilera, en La Habana y luego a un destino desconocido.

La madre lleva meses pidiendo la libertad de Torres y denunciando las injusticias cometidas contra el menor, como su traslado a un Hospital Pediátrico con «shakiras», un tipo de esposas dobles que inmovilizan pies y manos y que están unidas a un aro de hierro en la cadera. Por esa razón, ha denunciado, habría recibido amenazas de agentes de la policía política.

«Hoy es 24 y me siento la madre más infeliz del mundo porque no te tengo a ti. No tienen ningún derecho, ya cada vez somos más y yo sé que pronto esta pesadilla va acabar. Gracias a toda la familia tan linda que me apoya y no me deja caer. Mi niño, te lo juré yo y ahora te lo jura un pueblo grandísimo: te vamos a sacar. Más temprano que tarde la van a pagar, no tienen derecho», escribió Farrat el viernes antes de ser detenida.

Jonathan Torres Farrat permanece detenido en Cuba por las protestas del 11J y está sin petición fiscal hasta la fecha. Farrat lo visitó esta semana en la prisión. 

La madre entregó esta semana una carta a Miguel Díaz-Canel en la sede del Consejo de Estado en la que familiares de los cubanos presos del 11J pidieron al régimen la amnistía y sobreseimiento de los cubanos que salieron a protestar ese día.

«Son nuestros hijos e hijas, nuestros padres y madres, nuestros hermanos y hermanas, nuestros esposos y esposas, nuestros compañeros o compañeras. Nuestros niños y niñas. Estos últimos ante todo que, de acuerdo a la Convención de los Derechos del Niño, firmada y ratificada por Cuba, no deberían haber estado nunca presos o deberían estar ya en sus hogares. Y merecen estar con nosotras, compartiendo con nuestras familias, todas humildes, luchadoras y trabajadoras, cuyos mejores alimentos, casi siempre únicos, son el amor, la unidad y la cohesión, en medio y a pesar de la pobreza», señalaron en la carta.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%