El régimen enviará personal de salud cubano a Qatar mientras dure la Copa Mundial de Fútbol

Reportes oficiales omiten la cantidad y en qué condiciones laborará el personal de salud cubano en Qatar durante el gran evento deportivo.

Hospital cubano en Qatar. PETE PATTISSON THE GUARDIAN

El régimen cubano enviará personal de salud a Qatar para trabajar en un hospital que funcionará mientras dure la Copa Mundial de Fútbol, evento a celebrarse del 20 de noviembre al 18 de diciembre próximos, informa el periódico estatal Escambray.

El reporte no indica la cantidad de personal sanitario que laborará en ese centro hospitalario, ni ofrece detalles sobre esta contratación. Tampoco se conoce si los médicos cubanos permanecerán en dicho hospital después que termine la Copa Mundial de Fútbol.

En el habitual tono triunfalista de los dirigentes del régimen, el jefe del Departamento Provincial de Colaboración Médica de Sancti Spíritus Leonardo Ríos Cabrera, dijo que ese envío »es posible gracias al prestigio alcanzado por los médicos cubanos en esa nación». 

Durante el peor momento de la pandemia en el 2020, La Habana envió al menos 346 profesionales de la salud a Qatar en el enfrentamiento a la Covid-19. Esos profesionales regresaron a Cuba en agosto de 2021, pero nunca se divulgó detalles de su contratación en ese país del Golfo Pérsico. 

En Qatar funciona desde 2012 un hospital estatal con personal médico compuesto casi en su totalidad por galenos cubanos.

Aunque los médicos cubanos que allí laboran están entre los mejor pagados de las «misiones» que La Habana envía a decenas de países del mundo, esos profesionales tienen que entregar buena parte de sus salarios a la Comercializadora de Servicios Médicos Cubanos SA, la empresa del Gobierno que intermedia entre ellos y los empleadores. 

Un reportaje del diario británico The Guardian en 2019 reveló que un acuerdo secreto entre el Gobierno cubano y las autoridades de Qatar permitió que La Habana pudiera quedarse con el 90% de los salarios que sus médicos recibían en Qatar

Según fuentes vinculadas a la instalación hospitalaria donde trabajaban entonces los profesionales de la Isla en ese país del Golfo Pérsico, los médicos cubanos recibían alrededor de 1.000 dólares al mes, lo que equivale a un 10% de lo que otros profesionales extranjeros ganaban en cualquier hospital del Gobierno qatarí.

La Habana mantiene en estricto secreto el funcionamiento de las ventas de sus «servicios de salud», por los que solo en 2018 obtuvo alrededor de 6.400 millones de dólares, el último año que divulgó cifras oficiales sobre ese lucrativo sector.

Una reciente denuncia de la ONG Cuban Prisioners Defenders (CPD) señala que la empresa de cruceros italiana MSC Cruises, que prestará servicios durante la Copa Mundial de Fútbol en Qatar, está siendo investigada por la Corte Penal Internacional al formar parte de un esquema de explotación laboral con trabajadores cubanos. 

De acuerdo a esa denuncia de Prisioners Defenders el personal cubano de esa compañía de cruceros italiana — contratado a través de la agencia estatal Selecmar— solo recibía el 20% de su salariomientras las autoridades de la Isla se quedan con el 80% restante

Los testimonios recogidos por Prisioners Defenders de trabajadores de esos cruceros de lujo señalan que recibían un salario de apenas 118 dólares al mes. Uno de ellos expresó recibir 341 dólares mensuales, pero 272 iban para el Gobierno cubano

«La participación de MSC Cruices es solo otro capítulo lamentable en una Copa del Mundo, que se ha visto ensombrecida por la explotación y las violaciones de los derechos humanos. Esto no es de lo que debería tratarse el fútbol», señaló Javier Larrondo, directivo de esta ONG. 

CPD ha documentado el esquema de exportación de profesionales que desde hace décadas hace el régimen cubano, y que ha implicado la explotación de decenas de miles de trabajadores, en especial médicos, pero también maestros, entrenadores deportivos, técnicos y artistas.

Según cifras oficiales, esa actividad reporta a La Habana unos 8.000 millones de dólares anuales, más que el turismo.

Este año la Copa Mundial de Fútbol ha estado envuelto en la polémica, debido a que la sede es un país del Medio Oriente, una región donde persisten prácticas —consideradas por varios organismos internacionales— como violatorias de los derechos humanos.  

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%