El régimen enjuiciará a un cubano que lleva dos años en prisión por sus publicaciones en las redes sociales

Un tuitero denuncia ‘amenazas’ tras exponer a represores del régimen cubano en sus redes sociales.

El tuitero cubano Leandro René Hernández Ibarra. LEANDRO RENÉ HERNÁNDEZ IBARRA/FACEBOOK

El cubano Yuri Almenares González, quien lleva dos años en prisión por criticar al régimen en varias transmisiones en directo realizadas a través de sus redes socialesdijo al medio independiente Cubanet que un oficial del Ministerio del Interior (MININT) le informó que este miércoles 20 de julio comenzaría el juicio en su contra.

Almenares González inició una huelga de hambre el pasado 16 de junio en protesta por llevar dos años encarcelado a espera de juicio, por lo que las autoridades del penal se vieron obligadas a trasladarlo hacia el Hospital Nacional, ubicado en el municipio de Boyeros, donde estuvo internado hasta el 15 de julio.

En el tiempo que estuvo ingresado en el hospital recibió la visita de un oficial que se identificó como el teniente coronel Carlos Quintana, segundo jefe nacional de Reeducación de Cárceles y Prisiones, quien le informó que su juicio tendría lugar este 20 de julio, aunque no le dijo dónde.

Tras recibir la noticia, el prisionero político puso fin a su huelga de hambre, justo el pasado día 13 de julio, por lo que el 15 fue trasladado de vuelta al Combinado del Este, donde fue internado en el hospital del penal.

De acuerdo con la información ofrecida por el teniente coronel Carlos Quintana, la petición de la fiscalía contra Almenares González es de uno a siete años y será juzgado por el presunto delito de «propaganda enemiga de carácter continuado».

El prisionero político cubano denunció que durante la huelga de hambre perdió 16 kilogramos de peso y desde entonces ha expulsado sangre tanto en vómitos como en las heces fecales.

Este lunes también el tuitero cubano Leandro René Hernández Ibarra denunció en sus redes sociales que los familiares de una represora llamada Benelis Toledo intentaron intimidarlo por denunciarla públicamente.

«Acabo de terminar de trabajar y al conectarme recibo varios mensajes de vecinos y familiares diciéndome que se han pasado el día cazándome en mi casa unos supuestos familiares de la teniente Toledo», escribió el joven, quien aseguró que no dejará de denunciar a los represores pese a las presiones.

«No voy a claudicar, no voy a dejar de exponer a represores; esos que son peones y verdugos encargados de hacer el trabajo sucio de un régimen que oprime todas nuestras libertades, esos que nos dicen odiadores, pero que al sentirse expuestos se ponen histéricos porque saben que lo que hacen no está bien», añadió.

Hernández dijo que como funcionarios públicos que son no deben ocultar sus identidades a la ciudadanía, y consideró que «algún día serán juzgados como verdaderos fascistas», pero, mientras tanto, «les quedará la condena moral y el desprecio del pueblo».

El joven, residente en La Habana, a quien el régimen le ha quitado en varias ocasiones el servicio de internet, responsabilizó a la Seguridad del Estado de cualquier cosa que le suceda.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%