El régimen dicta sentencias de hasta 12 años para 16 cubanos que se manifestaron el 11J en Palma Soriano

Los cubanos sancionados por protestar en Palma Soriano ingresarán a prisión el próximo día 18 de mayo.

Protestas en Palma Soriano el 11 de julio. RADIO TELEVISIÓN MARTÍ

El Tribunal Municipal de Palma Soriano hizo firmes este miércoles las sentencias contra 16 cubanos que participaron en las protestas antigubernamentales del pasado 11 de julio en el municipio de Santiago de Cuba, que fue el segundo en sumarse a las manifestaciones tras San Antonio de los Baños, informó Radio Televisión Martí.

Las mayores sentencias fueron dictadas contra los cubanos Yurisnel Rodríguez y Jorge García Arias, condenados a 12 años de privación de libertad.

Los otros sancionados fueron Jorge Ávila Cedeño (diez años), Andrés Quinta Torres (diez años), Francisco Candiot García (nueve años), Reynaldo Dell Arias (ocho años), Andrés Lugo Pérez (ocho años), Daniel Fernández Álvarez (siete años), Ángel Bismaury Herrera (seis años), Rodennís Ávila Corujo (seis años) y José Manuel Arias Campo (cinco años).

Solo las sentencias contra Enrique La O Martínez, Elizabeth García Arias y Daineris Moya García son sin internamiento, aunque deberán cumplir cinco, cuatro y tres años de trabajo correccional respectivamente.

Andrés Lugo Pérez, sentenciado por los delitos de «desacato», «desórdenes públicos» y «atentado», dijo al medio estadounidense que el juicio duró más de 12 horas y los testigos de la Fiscalía eran todos oficiales de la Policía Nacional Revolucionaria y del departamento de la Seguridad del Estado.

La madre de Daniel Fernández Álvarez, sentenciado a siete años en prisión, denunció que «lo que han hecho con esos muchachos no tiene nombre» y calificó a los juicios como «amañados y llenos de mentiras».

«Ahora dicen que mi hijo recibió esa pena porque se enfrentó al cordón policial de los represores», lamentó Juana Alvarez Elegia, madre del prisionero político, quien negó los hechos.

Elizabeth García Arias, quien tendrá que cumplir cuatro años de trabajo correccional, dijo que los acusados son «patriotas que conocimos la libertad ese 11 de julio. Lo que se hizo ese día fue una marcha pacífica no violenta para exigir los derechos que nos han arrebatado por tantos años. Fue un pueblo que se cansó de dictadura, de tanto maltrato y mentira».

Desde este 5 de mayo los cubanos sancionados por protestar en Palma Soriano tienen diez días para apelar, y en caso de que no apelen la sanción deben ingresar al penal que les asigne el Ministerio del Interior el próximo 18 de este mes.

Según la Fiscalía General de la República, 790 personas han sido procesadas por las protestas del 11J, de los que 55 tienen entre 16 y 17 años. La edad mínima penal en Cuba son los 16.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%