El régimen de Nicaragua rompe relaciones con Taiwán y dice que China es ‘un solo país’

Horas más tarde, el Gobierno de China anuncia el restablecimiento de relaciones diplomáticas con el de Daniel Ortega.

Encuentro entre el hijo de Daniel Ortega, Laureano, y el representante del Gobierno chino, Ma Zhaouxu, en Tianjin. AFP

El Gobierno de Nicaragua, hasta ahora un aliado de Taiwán, dijo en un comunicado este jueves que reconoce a China como un solo país, por lo cual anunció el rompimiento de sus relaciones diplomáticas con la isla asiática, una decisión que respalda el interés del Partido Comunista chino de recuperar el dominio sobre su excolonia, reportó EFE.

«El Gobierno de la República de Nicaragua declara que reconoce que en el mundo solo existe una sola ChinaLa República Popular China es el único Gobierno legítimo que representa a toda China y Taiwán es parte inalienable del territorio chino», anunció el régimen de Daniel Ortega.

Hasta ahora, Nicaragua era uno de 17 países que reconocían a Taiwán como un Estado independiente.

«El Gobierno de la República de Nicaragua rompe a partir de hoy las relaciones diplomáticas con Taiwán y deja de tener cualquier contacto o relación oficial», indicó el Estado nicaragüense, en una declaración firmada por el canciller Denis Moncada.

Históricamente, las relaciones entre Nicaragua y China o Taiwán han sido intermitentes, pero desde 1990 se mantenían del lado de la Isla.

Taiwán era hasta ahora el donante bilateral más importante de Nicaragua, país donde financiaba 27 proyectos en áreas de producción de alimentos, cultivos de frutales y cría de cerdos de calidad superior, entre otros, por valor de entre 30 millones y 50 millones de dólares, según datos del Gobierno nicaragüense.

Con la ruptura con Nicaragua, Taiwán vio cómo el número de países que la reconocen como un Estado independiente quedó reducido a 14, entre ellos varios latinoamericanos como Guatemala, Honduras o Paraguay.

El Ministerio de Exteriores de Taiwán, por su parte, lamentó la ruptura de los vínculos bilaterales con Managua, que a su juicio supone un «desprecio» a la larga amistad entre ambos pueblos por parte del Gobierno de Daniel Ortega.

Horas más tarde de la ruptura entre Nicaragua y Taiwán el Gobierno chino anunció la reanudación de las relaciones diplomáticas con el país centroamericano a través de un escueto comunicado publicado por la agencia estatal Xinhua.

El anuncio se produjo apenas una hora después de otro que revelaba que delegaciones de ambos países se encontraban reunidas en la ciudad nororiental de Tianjin, a unos 200 kilómetros de Pekín.

Imágenes difundidas por medios estatales muestran como principal emisario nicaragüense en el encuentro a Laureano Ortega Murillo, asesor para Inversiones, Comercio y Cooperación Internacional de la Presidencia que encabeza su padre, Daniel Ortega.

Nicaragua, uno de los tres países más pobres de América Latina, tomó la decisión de reconocer a China en un momento en que la Organización de los Estados Americanos (OEA) analiza suspender al país centroamericano del organismo por «rompimiento del orden constitucional» y tras haber renunciado a pertenecer al mismo, decisión que entrará en vigor en noviembre de 2023. 

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%