El régimen de Cuba vuelve a quedar expuesto en la ONU apoyando a Rusia en una votación

A pocas semanas para que La Habana someta a la Asamblea General su resolución contra el embargo, remarca su aislamiento de la comunidad internacional.

Sesión de la Asamblea General de la ONU el martes en Nueva York. EFE

El régimen de Cuba volvió a quedar en evidencia en Naciones Unidas después que votara, junto a una decena de países, para que un inminente sufragio que la Asamblea General del organismo hará para condenar la anexión de territorios de Ucrania por Moscú se realizara de forma secreta.

La Habana votó junto a Rusia, Bielorrusia, Corea del Norte, Siria, China, República Centroafricana, Eritrea, Irán Kazajistán, Mali, Nicaragua, Zimbabue y Sudán en apoyo a una petición que fue, no obstante, rechazada por 107 países y ante la que 39 se abstuvieron.

Entre las abstenciones destacan, por América Latina, México y Brasil, mientras que Venezuela, como hizo en similares votaciones que implicaron a Rusia, se ausentó.

Con este resultado, Rusia no consiguió los votos necesarios para llevar a cabo de forma secreta la votación de una resolución sobre las anexiones rusas en Ucrania en la Asamblea General de la ONU.

Pese al deseo de Moscú, la propuesta de Albania para que la resolución se vote de manera abierta salió adelante, informó la ONU en un comunicado.

La representante albanesa ante la Asamblea General de la ONU argumentó que llevar a cabo una votación de este tipo en secreto sería un «precedente peligroso» si se vota sobre un tema tan sustantivo de paz y seguridad sin que cada país haga público su punto de vista.

La votación que Rusia pretendía llevar a cabo en secreto es una condena impulsada por Estados Unidos a la anexión rusa de cuatro regiones del este de Ucrania ocupados por Moscú, tras los referéndums celebrados allí entre el 23 y el 27 de septiembre pasados.

El Representante Permanente de Rusia ante Naciones Unidas, Vasili Nebenzia, criticó la decisión de la Asamblea General de la ONU.

«Mi reacción es que fue una manipulación escandalosa en nombre de la Asamblea General que nunca había visto durante mi mandato aquí», dijo a los periodistas, según reportó la agencia rusa TASS.

Rusia ya había hecho campaña por adelantado para que la votación fuera secreta, aparentemente con la esperanza de obtener un mejor resultado.

A diferencia del Consejo de Seguridad, las resoluciones de la Asamblea General de la ONU no son vinculantes según el Derecho Internacional. De ahí que la venidera y decisiva votación será una prueba global del sentimiento respecto a la guerra de Ucrania por parte de los Estados miembros.

La postura de La Habana ante la anexión de territorios ucranianos por Rusia se hace manifiesta semanas antes de que presente ante el mismo organismo su resolución anual contra el embargo de Washington. Paradójicamente, por años el régimen de la Isla se ha quejado de que la abrumadora votación en apoyo a su reclamo no resulte en acciones efectivas de EEUU para eliminar la sanciones en su contra. 

En caso de que el régimen cubano apoye a Rusia en la venidera votación o se abstenga sobre el estatus de las regiones de Donetsk, Lugansk, Zaporiyia y Jersón, quedaría en evidencia su doble rasero cuando habla de defender la «soberanía de los pueblos» y el derecho a escoger su sistema político sin presiones externas, como suele argumentar al referirse al diferendo con su vecino del norte.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%