El régimen de Corea del Norte planea producir más material para bombas nucleares, advierte la ONU

En enero tuvieron lugar nueve lanzamientos de misiles, lo que constituye una cifra récord, según el informe.

Kim Jong-un durante una ceremonia militar. AFP

El régimen de Corea del Norte ha seguido desarrollando sus programas nucleares y de misiles balísticos, lo que incluye su capacidad de producir materiales nucleares físiles, advierten expertos de la Organización de Naciones Unidas (ONU) en un nuevo reporte, publica AP.

En estos ensayos y demostraciones de nuevos misiles de corto y probablemente medio alcance, durante el mes de enero, que constituyen una clara violación de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, el comité de expertos identificó una «aceleración clara».

Según el resumen ejecutivo del informe, al que AP tuvo acceso, los ensayos «incorporaban tecnologías tanto balísticas como de guiado y utilizaban propulsores sólidos y líquidos».

«Entre las nuevas tecnologías probadas había una posible cabeza hipersónica guiada y un vehículo maniobrable de reentrada», señala el comité, que asegura que Corea del Norte también demostró «capacidades aumentadas de despliegue rápido, amplia movilidad (incluso en el mar) y resiliencia mejorada de sus fuerzas de misiles».

Los expertos sostienen que Corea del Norte «siguió buscando material, tecnología y conocimiento para estos programas en el extranjero, a través de medios cibernéticos e investigación científica conjunta».

De acuerdo al informe del comité, hace un año que Pyongyang había modernizado sus armas nucleares y misiles balísticos ignorando las sanciones de la ONU, empleado ciberataques para ayudar a financiar sus proyectos y buscado material y tecnología para su arsenal en países como Irán.

«Los ciberataques, especialmente sobre activos en criptomonedas, siguen siendo una importante fuente de ingresos» para el régimen de Kim Jong-un, afirman los expertos que monitorean la implementación de sanciones contra el país.

Pyongyang ha presentado varios sistemas de armas en los últimos meses y ha amenazado con levantar la moratoria de cuatro años sobre pruebas armamentísticas más serias como explosiones nucleares y lanzamientos de misiles balísticos intercontinentales. 

En enero tuvieron lugar nueve lanzamientos de misiles, lo que constituye una cifra récord. Además, se han probado otras armas como un prototipo de misil hipersónico y un misil lanzado desde un submarino.

Los expertos señalaron que el cierre de las fronteras de Corea del Norte para evitar contagios por Covid-19 ha provocado «niveles históricamente bajos» de entrada y salida de personas y mercancías en el país. El comercio legal e ilegal, incluido el de bienes de lujo, «se ha detenido en gran parte» aunque el tráfico ferroviario transfronterizo se reanudó a principios de enero, indicaron.

El régimen de Kim Jong-un continúa eludiendo las sanciones e importando petróleo refinado de manera ilícita, accediendo a canales internacionales de banca y realizando «actividades cibernéticas malignas», habían aclarado antes los expertos, según la nota de AP.

Las sanciones de Naciones Unidas prohíben las exportaciones norcoreanas de carbón, y los expertos señalaron en su nuevo informe que, aunque las exportaciones de carbón por mar aumentaron en la segunda mitad de 2021, «mantenían un nivel relativamente bajo».

«La cantidad de importaciones ilícitas de petróleo refinado aumentó de forma drástica en el mismo periodo, pero a un nivel mucho menor que en años anteriores», aseguró el comité y señaló que las entregas directas de petroleros no norcoreanos habían cesado y solo barcos norcoreanos entregaban petróleo. 

El comité consideró esto como «un cambio drástico de metodología», que atribuyó a las medidas contra el Covid-19.

Pyongyang también continúa evitando sanciones marítimas, «enturbiando de forma deliberada las redes financieras y de propiedad», dijeron los expertos.

Aunque la situación humanitaria en el país sigue empeorando, el comité dijo que la falta casi total de información del país hace difícil determinar las «consecuencias humanitarias involuntarias de las sanciones de Naciones Unidas que afectan a la población civil».

Pese a las sanciones que pesan sobre Corea del Norte y la persistencia del régimen en llevar a cabo ensayos armamentísticos, la nación asiática presidirá en mayo la Conferencia de Desarme de la ONU, el único foro dedicado a la negociación multilateral sobre esta cuestión

Los recursos que destina el régimen norcoreano al desarrollo de programas nucleares y misiles contrastan con la hambruna que padece el país. Pero ante esta situación, que hace dudar a muchos ciudadanos de la posibilidad de sobrevivir al invierno, Kim Jong-un llamó a los norcoreanos en octubre a comer menos.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%