El régimen cubano quiere mostrar músculo en unos ejercicios militares en vísperas del 11JCuba

Activistas siguen siendo blanco de la maquinaria de contención de la policía política que detiene a varios de ellos.

Ejercicios militares en Matanzas. JANCEL MORENO/TWITTER

En lo que la prensa estatal califica como «actividades patriótico-militares y ejercicios defensivos prácticos«, el régimen cubano está mostrando músculo al interior de las comunidades de varias provincias del país en vísperas del primer aniversario de las históricas protestas de julio de 2021, mientras la Seguridad del Estado se sigue encargando de mantener a raya con citaciones y detenciones a voces disidentes.

Según la oficial Prensa Latina, los ejercicios «puntualizaron las acciones de las estructuras de dirección y mando a los diferentes niveles y activaron los grupos de trabajo para la toma de decisiones».

Yohan Cubilla Arian, presidente de la zona de defensa 21-08-07, en la provincia de Pinar del Río, dijo a la estatal Agencia Cubana de Noticias que «la implementación de medidas para tiempos de guerra permite la integración de los factores de la comunidad y el fortalecimiento del trabajo político e ideológico

A los trabajadores de la Empresa La Conchita, dedicada a la conserva de frutas y vegetales, le fue encargada la simulación de la evacuación ante un posible ataque aéreo.

Además, «comprobaron el sistema de aviso, ocupación de obras protectoras y traslado de los heridos hacia hospitales de campaña.»

«La realización del ejercicio defensivo territorial puso en completa disposición combativa a la zona» en lo que el régimen llama «la concepción de guerra de todo el pueblo«.

En Matanzas, según informó el activista LGBTI y youtuber cubano Jancel Moreno en Twitter, el sábado hubo «disparos en ráfagas de armas de fuego, incluso sonidos de equipos más pesados que estremecían las paredes.» 

«Jóvenes con armas tipo AKM y vestidos de civil. Policías por todos lados, mientras en altoparlantes repiten ‘A Cuba, ponle corazón’, ‘Viva la revolución'», añadió sobre lo que ocurrió en el barrio La Marina de la ciudad matancera.

«Este ‘ejercicio militar’ se llama intimidación. La dictadura tiene miedo, y le está diciendo al pueblo (una vez más) que será capaz de usar las armas cuando sea necesario por tal de mantenerse», consideró.

La activista Salomé García Bacallao, de la plataforma independiente Justicia 11J, comentó en la publicación de Moreno: «Suficiente evidencia como para que ningún medio salga a ‘desmentir’ la militarización en Cuba a medida que se acerca el aniversario del 11J«.

Por su parte, la policía política del régimen, además de los interrogatorios de estos días a activistas, periodistas y artistas contestatarios, ha realizado algunas detenciones arbitrarias desde el viernes.

Sobre el opositor Guillermo Fariñas, detenido el viernes en Santa Clara, su hija Haisa Fariñas dijo que la última información que obtuvo del premio Sájarov «es que está secuestrado por oficiales de la Seguridad del Estado (DSE) en la Unidad Provincial de Operaciones del DSE».

«Solo le permitieron a mi abuela la entrada a esta unidad para que pudiera verlo y llevarle sus medicinas, comida y aseo», escribió en Twitter.

El sábado también fueron detenidos al rapero contestatario David D’Omni y el activista cubano Manuel Cuesta Morúa, en La Habana, denunció en redes la esposa del músico contestatario Ivia Pérez. Ambos fueron liberados más tarde.

Esta semana también fueron citados los periodistas Luz Escobar, Ismario Rodríguez Pérez, Nelson Julio Álvarez Mairata, Boris González Arenas, el grafitero Yulier Rodríguez, la sindicalista Dania Noriega Castríz y su esposo, Ismael Castro Valentín.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%