El régimen cubano mantiene las condenas a las hermanas Garrido tras el juicio de apelación

Las activistas cubanas deberán cumplir tres y siete años de prisión por participar en las protestas del 11J.

María Cristina Garrido (izq.) y Angélica Garrido (der.). OCB

El Tribunal Provincial de Mayabeque ratificó la condena de las hermanas opositoras cubanas Angélica y María Cristina Garrido tras el juicio de apelación este lunes, por lo que deberán cumplir tres y siete años de privación de libertad por participar en las protestas del 11j, informó Radio Televisión Martí.

El esposo de Angélica Garrido, Luis Rodríguez Pérez, dijo al medio de prensa que al igual que en el juicio anterior, las autoridades cubanas organizaron un despliegue de seguridad en los alrededores del tribunal, con la presencia de boinas negras, patrullas policiales, agentes de la Seguridad del Estado.

«La Fiscalía hizo mucho hincapié en que ellas se unieron para desestabilizar a la población, pero la defensa destruyó ese argumento, aunque, al final, las sentencias ya habían sido dictadas», afirmó el esposo de Angélica.

Odalis Zarza, quien ejerció como abogada de las hermanas, alegó que sus defendidas no cometieron delito y cuestionó el procedimiento usado por la Policía para detenerlas.

Según contó Rodríguez Pérez, Zarza basó su defensa en los errores cometidos en el proceso judicial, y aunque consideró bueno su trabajo «no logró bajar las sanciones que, de hecho, estaban preestablecidas».

En el juicio de apelación también fueron ratificadas las sanciones de los ciudadanos Alexis Pedro Acosta Hernández, Osmany Hernández Rodríguez, Giorbis Pardo del Toro, Yanet Sánchez Cocho y Patricia Lázara Acosta Sánchez, quienes no estuvieron implicados en las protestas antigubernamentales.

«Concurren cinco muchachos más que el día 11 por la noche tuvieron un altercado con otras personas que se encontraban en la Plaza principal de Quivicán, custodiando el lugar donde habían ocurrido, en la mañana, las manifestaciones. Los muchachos habían ingerido alcohol y los involucraron en la misma causa de las Garrido, quizás para mezclar a las opositoras con individuos que habían cometido delitos comunes», denunció Rodríguez Pérez.

Mientras tanto, Ailex Marcano Fabelo, madre del manifestante del 11J encarcelado en Camagüey, Ángel Jesús Veliz Marcano, informó que su hijo abandonó la huelga de hambre que comenzó el pasado 27 de mayo en protesta por maniobras de la Seguridad del Estado que consideró deshonestas.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%