El régimen cubano incluye a los jueces en su lista de profesionales con restricciones para salir del país

En el caso de los fiscales y trabajadores de las fiscalías, ya existía control sobre quiénes tienen pasaporte y para qué.

Sede del Tribunal Provincial Popular de La Habana. TSP.GOB.CU

Los jueces cubanos han pasado a engrosar la lista de personas que tienen restringido el derecho a viajar fuera del país, en la que entran los médicos apenas se gradúan y profesionales de otros sectores que el Gobierno considera clave para sus intereses.

A partir de ahora, los magistrados de Cuba tendrán que solicitar autorización para salir de la Isla por razones personales, e incluso después de solicitar la baja del sistema judicial cubano se les podrá mantener la restricción durante cinco años.

Esta información, que ha generado malestar entre los magistrados cubanos, fue confirmada a DIARIO DE CUBA, bajo condición de anonimato, por tres jueces que laboran en Cienfuegos (uno) y La Habana (dos). 

La medida, que aún no ha sido dictada por escrito, fue informada en reuniones con los presidentes y los vicepresidentes de tribunales provinciales.

En dichas reuniones, se habría dicho que se actualizará el listado de personal con restricciones de viaje dentro del sistema judicial cubano, agregando los nombres de todos los jueces que se encuentran en activo en este momento y de determinados funcionarios. Esta lista se entrega al Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, que tiene los nombres de todos los trabajadores con limitaciones para salir del país y es el encargado de introducirla en una base de datos a la que tiene acceso el Departamento de Emigración y Extranjería del Ministerio del Interior (MININT).

Hasta el momento, la restricción pesaba sobre los presidentes y los vicepresidentes de tribunales, y sobre los fiscales y el personal que se desempeñaba en las fiscalías.

En el caso de los fiscales y trabajadores de las fiscalías, aunque pueden tener pasaporte ordinario, existe un control sobre quiénes lo tienen, desde cuándo y para qué, según explica a DIARIO DE CUBA un antiguo funcionario de una Fiscalía de La Habana.

«Cuando entré a trabajar allí, ya yo tenía pasaporte. Cuando te hacen los documentos para tu expediente, tienes que rellenar varias planillas en el Departamento de Recursos Humanos. Una de las preguntas era si tenía pasaporte, desde cuándo lo tenía y por qué lo tenía«, cuenta.

«No me dijeron que no lo podía tener o que no podía viajar», aclara. «Simplemente, restringen a los trabajadores que tienen pasaporte o posibilidad de viaje. Ahí te das cuenta de que no es solo a los fiscales a los que tienen restringidos en temas de salida del país. Yo era un trabajador más de la Fiscalía, pero, aun así, tienen una vigilancia sobre todas las personas que tienen posibilidades de viajar o que tienen los documentos para viajar».

La Habana, Matanzas y Villa Clara serían las tres provincias cubanas donde se han producido más salidas del país de jueces durante los últimos meses. Abogados que defendieron a manifestantes del 11J y ofrecieron a DIARIO DE CUBA sus testimonios, dijeron que al menos dos magistrados villaclareños habían partido de manera repentina, en medio de los juicios, presuntamente para evitar formar parte de las injusticias y arbitrariedades que se han cometido contra los acusados.

Se trataría de los jueces Yoana Espinosa Rodríguez y Alejandro Hernández Santos, a quienes DIARIO DE CUBA ha intentado contactar infructuosamente.

La medida tomada por el régimen cubano de restringir los viajes al exterior a todos los jueces vendría a corroborar la sospecha de que muchos tendrían la intención de irse del país.

La noticia reciente de que la ex fiscal del régimen Liomarys Vara Fuentes había obtenido asilo político en Estados Unidos podría estimular la partida de la Isla de otros trabajadores del sistema judicial con el mismo objetivo. 

Los jueces cubanos se unen así a los profesionales de la Salud, científicos y otros trabajadores en puestos clave que tienen limitado por parte del régimen su derecho a viajar con la justificación de retener la fuerza laboral calificada dentro del país.

La medida de restringir el derecho a salir de Cuba también es empleada como castigo contra opositores, activistas y periodistas independientes. A estos, la Seguridad del Estado les da el calificativo de «regulados».

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%