El reemplazo poblacional en una Cuba envejecida depende de que cada mujer tenga más de dos hijos

Fruto de una sociedad sumida en carencias de todo tipo, los nacimientos en Cuba reportan por primera vez una cifra inferior a los seis dígitos.

Personas caminan por el Paseo del Prado de La Habana. DIARIO DE CUBA

En Cuba, un país sumido en carencias de todo tipo, con mujeres que se lo piensan mil veces para tener descendencia, el relevo de la población está en riesgoGarantizar el reemplazo de la envejecida sociedad cubana requerirá de una tasa de 2,1 hijos por mujer.

Sin embargo, este lunes Diego Enrique González Galbán, director general del Centro de Estudios de Población y Desarrollo (CEPDE) de la estatal Oficina Nacional de Estadística e Información (ONEI), dijo que actualmente esa tasa se encuentra en 1,45, publicó el diario oficial Granma

Según González Galbán, al cierre de marzo, la población preliminar en Cuba era de 11.105.814; 7.401 personas menos que al finalizar 2021.

Sobre el envejecimiento poblacional, el funcionario reconoció que Cuba alcanza el 21,6% sobre la población total de la nación, provocado por tres factores importantes: el bajo índice de nacimientos, la alta mortalidad y el saldo migratorio.

Los datos, al finalizar el año anterior, indican que ocurrieron 99.096 nacimientos y 167 645 defunciones, por lo que el saldo de crecimiento natural es de -6,1 por cada mil habitantes.

El portal oficial Cubadebate precisó que es la primera vez en 60 años que los nacimientos se ubican en una cifra menor de seis dígitos.

Solo ocho municipios cubanos reflejan crecimientos naturales positivos, en tanto el 77,1 % de la población tiene grado de urbanización, lo que significa cierta despoblación de las áreas rurales.

González Galbán dijo que las causas de las defunciones están asociadas mayormente a enfermedades degenerativas vinculadas a la vejez, y relegó a puestos inferiores el Covid-19.

Atribuyó el envejecimiento a «la alta esperanza de vida de la población, que alcanza los 78,45 años».

En palabras de Juan Carlos Alfonso Fraga, vice jefe de la ONEI, citado por la Agencia Cubana de Noticias, «no hay que ver el envejecimiento como un problema, sino como un reto» y lo ató al «avance nacional en términos de salud, educación y seguridad social.»

González Galbán recordó que la Comisión gubernamental para la atención a la dinámica demográfica y el envejecimiento poblacional es la que «asesora a la dirección del país en la definición y coordinación de los planes y programas a fin de impulsar el crecimiento poblacional, con acciones que conduzcan a estimular la fecundidad, velar por las necesidades de los adultos mayores, incentivar el empleo de las personas aptas para trabajar, así como atender las causas que provocan las migraciones internas y externas».

Las tasas de fecundidad siguen hundidas en Cuba. Miguel Díaz-Canel planteó como un incentivo a las mujeres a parir repartir viviendas para aquellas con varios hijos. Sin embargo, el programa va con atrasos. Son muchas las que ya con varios hijos a su cargo continúan sin un techo y otras que tampoco tienen casa y por ello no se deciden a procrear. Las familias sufren además una crisis económica muy severa, escasez, una inflación galopante y salarios que siguen sin alcanzar para satisfacer las necesidades más básicas.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%