El preso político Jorge Bello Domínguez, negado a comer los alimentos de la prisión por su ‘estado de descomposición’

Por su parte, la activista presa Lizandra Góngora Espinosa lleva 30 días en una celda del hospital de la cárcel de El Guatao.

El periodista independiente cubano Jorge Bello Domínguez J.B.DOMÍNGUEZ/FACEBOOK

El preso político y periodista independiente Jorge Bello Domínguez se ha negado a comer los alimentos de la prisión Combinado del Este, en La Habana, debido a su «estado de descomposición» y solo ingiere lo que la familia le lleva, informó a DIARIO DE CUBA Marta Domínguez Calero, su madre. Por su parte, la activista Lizandra Góngora Espinosa denunció en una llamada telefónica que lleva 30 días aislada en el hospital de la prisión de El Guatao.

A Bello Domínguez «le llevamos un saco cada 15 días con bastantes cosas y eso es lo único que come. Aún no le han atendido su problema de la visión, pero al menos lo cambiaron de destacamento y ya no ha tenido más problemas con otros presos», comentó su esposa.

El periodista independiente fue condenado a 15 años de prisión por los supuestos delitos de sabotaje y desórdenes públicos, debido a su participación pacífica en las protestas del 11 de julio de 2021, en Güira de Melena, Artemisa.

Desde su entrada en prisión, ha denunciado intentos de otros presos de provocar riñas con él, falta de atención médica a sus problemas de visión y a su diabetes, además de la reiterada suspensión de visitas por sacar cartas de la prisión, entre otras represalias.

Por su parte, la presa política Lizandra Góngora Espinosa denunció llevar más de un mes encerrada en una celda del hospital de la prisión para mujeres de El Guatao, sin tener enfermedad alguna. Sus reclamos de salir de allí no son escuchados, supo DIARIO DE CUBA tras una llamada telefónica de la activista a su familia.

«Me trajeron aquí porque tenía unas manchas en el cuerpo y porque esta celda tiene mejores condiciones, pero supuestamente aquí debía estar diez días y llevo más de un mes, los médicos ni siquiera vienen a verme, he mandado a buscar a la Seguridad del Estado para que me saque de este lugar, pero no he recibido respuesta de nada», dijo Góngora, madre de cinco hijos, en una llamada telefónica a cuya grabación tuvo acceso DIARIO DE CUBA.

El padre de cuatro de los hijos de Góngora, Ángel Delgado, había denunciado a principios de este mes que la activista se encontraba en esa celda «en ropa interior, sin pelo y negada a comer la comida de la cárcel por miedo a adquirir alguna enfermedad».

«Ella está constantemente vigilada por cámaras en la celda del hospital, todo ha sido un abuso con ella», comentó Delgado después de poder ver a Góngora en una visita a la prisión.

Góngora Espinosa fue condenada a 14 años de prisión por los supuestos delitos de sabotaje, desórdenes públicos y robo con fuerza, tras su participación en las protestas del 11J en Güira de Melena, Artemisa.

Ella y el periodista independiente Bello Domínguez recibieron las más altas condenas por su participación en las protestas en esa localidad, debido a su activismo anterior contra el régimen. 

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%