El preso político cubano Yosvany García lleva 17 días en huelga de hambre: ‘Se mueren sin que los escuchen’

Activistas exigen fe de vida del artista Luis Manuel Otero, mientras el joven cubano Chadrian Vila Sequín depone la huelga de hambre.

La activista cubana Camila Rodríguez en ayuno por los presos cubanos del 11J en huelga de hambre. C.RODRIGUEZ/FACEBOOK

El cubano Yosvany García Caso, manifestante del 11J, entró este lunes en su décimo séptimo día de huelga de hambre en la prisión provisional de Holguín, mientras activistas muestran preocupación por el estado de salud de Luis Manuel Otero Alcántara, dos de los presos políticos que permanecen en plantados en prisión.

«Ya 17 días plantado. ¡Qué injusticia! Exigiendo ser escuchado que se hagan valer tus derechos constitucionales de manifestación. Expresar lo que sentimos no es delito. Pensar diferente, tampoco. ¿Dónde están los derechos humanos? Se mueren sin que los escuchen», denunció este lunes Mailin Rodríguez Sánchez en una publicación en Facebook.

«Hay familias enteras sufriendo, sin sueño, con infinitas preocupaciones. Hasta cuándo hay que sufrir tales males. Basta ya. ¡Libertad y justicia para este padre y todos los manifestantes del 11J«, añadió Rodríguez

Ya la semana pasada, cuando García Caso recibió la visita de su abogado, el prisionero tenía signos visibles de depauperación, según declaró su esposa a DIARIO DE CUBA.

«Él se encuentra débil y ha bajado mucho de peso. El abogado me dice que si sigue así no llega al día 11 de febrero, que es el día que se recibe la sentencia«, añadió Rodríguez Sánchez. 

La Fiscalía acusó al joven holguinero de convocar una protesta el pasado 10 de julio en su vecindario por la falta de electricidad en la zona, y al día siguiente sumarse a las manifestaciones que se suscitaron en unas 50 ciudades y pueblos de la Isla.

García Caso fue primeramente acusado de «desórdenes públicos». Pero más tarde, la Fiscalía hizo una petición de 30 años de privación de libertad para el manifestante, bajo el supuesto delito de «sedición». Su juicio se celebró el pasado 14 de enero.

La situación de Luis Manuel Otero Alcántara, por su parte, sigue siendo de incertidumbre, de ahí que activistas reclamen al régimen fe de vida del artista. La integrante del Movimiento San Isidro (MSI) Claudia Genlui Hidalgo pidió nuevamente la libertad del líder del MSI en una publicación en Facebook.

«Yo supongo que Luis Manuel Otero Alcántara tiembla y siente mucho dolor en el cuerpo por el frío de estos días. No más tortura. #FreeLuisma», escribió.

La activista Saily González Velázquez dijo en otra publicación: «Yo supongo que Luis Manuel está como mínimo terriblemente mal, por eso la dictadura en Cuba no es capaz de ofrecernos a los que queremos saber la dichosa FE DE VIDA. Son asesinos hasta que no demuestren lo contrario».

Por su parte, el preso político cubano Chadrian Vila Sequí, condenado a 11 años de cárcel por manifestarse el pasado 11 de julio en Cárdenas, Matanzas, depuso la huelga de hambre que mantuvo durante 12 días en la cárcel Combinado del Sur en esa provincia.

Lía Fonseca, esposa del joven de 22 años y padre de su pequeño hijo, declaró a DIARIO DE CUBA que sufrió una agresión en la cárcel.

«Me enteré de que lo hicieron levantarse de la huelga. Le dieron golpes«, dijo Fonseca, quien no precisó de parte de quién sufrió las agresiones. Recibió la información a través de otros reclusos.

Las autoridades retiraron a Vila Sequín el derecho a la comunicación telefónica cuando decidió plantarse en protesta por su condena.

El Tribunal Militar de Matanzas hizo firme la sentencia contra el joven el pasado 13 de enero. Fue inculpado de «sabotaje» y «desórdenes públicos».

«No sabemos nada de él. Le quitaron todos los beneficios. No tiene atención médica», denunció Fonseca a esta redacción la semana pasada.

DIARIO DE CUBA no ha podido corroborar de manera independiente la situación más actual de los presos del 11J William Manuel Leyva Pupo y el opositor José Rodríguez Herrada, que la semana pasada continuaban en huelga de hambre.

Sobre Leyva Pupo, la última información la ofreció la activista Salomé García Bacallao, integrante del grupo Justicia 11J, tras una visita de la madre del joven de 20 años, Idelsys Pupo, el pasado martes 25 de enero a la cárcel de Holguín.

Leyva Pupo tiene una petición fiscal de 18 años de privación de libertad por el delito político de sedición.

Por su parte, Rodríguez Herrada estaría cumpliendo una semana de plantón este lunes. El manifestante reclama que se invaliden los falsos testimonios en su contra ofrecidos por testigos de la Fiscalía en el juicio celebrado los días 22, 23 y 24 de noviembre de 2021.

Está acusado del supuesto delito de desórdenes públicos. El 27 de diciembre se hizo firme la sentencia de tres años y seis meses de privación de libertad, que le fue entregada el 3 de enero.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%