El preso político cubano del 11J Mario Josué Prieto Ricardo intenta suicidarse en el hospital

Prieto Ricardo, quien tiene ciudadanía española, presenta varios problemas de salud, como fuertes dolores de cabeza, mareos, pérdida de la visión y neurosis.

El preso político Mario Josué Prieto Ricardo/Facebook

El preso político del 11J Mario Josué Prieto Ricardo, quien tiene ciudadanía española, intentó quitarse la vida a principios de este mes, cuando trató de tirarse del quinto piso del hospital donde se encuentra recluido en la ciudad de Holguín, informa el sitio Libertad Digital. Los guardias y personas presentes en la instalación médica lo habrían impedido, según la madre del recluso.

Prieto Ricardo se encuentra hospitalizado desde el 17 de septiembre debido a que  desde su entrada en prisión ha presentado mareos, fuertes dolores de cabeza y una considerable pérdida de la visión (más del 70% de un ojo)

Aparte de ello, este joven de 27 años presenta »problemas de neurosis, trastorno de la personalidad e intento suicida», habían advertido sus padres en cartas de reclamo al Gobierno español para que intercedieran por su liberación. Hasta ahora esas gestiones no han prosperado. 

El intento de suicidio ocurrió cuando al preso lo trasladaban en silla de ruedas esposado de pies y manos, para hacerle unos exámenes médicos. »Cuando cogemos el pasillo, aún no hay explicación para cómo, él salta el muro del quinto piso para tirarse», comentó Niurka Ricardo Hidalgo, madre del preso político, Libertad Digital

«Un guardia, no sé cómo, lo agarró por las esposas de los pies. El otro trataba de cogerle la cabeza y no podía. Cuando lo logró, se iba con él. La jefa de sala y yo comenzamos a tratar de sujetarlo, a los gritos míos corrieron acompañantes de las salas y nos ayudaron», dijo sobre este suceso la madre de Prieto Ricardo. 

En el hospital, y debido a las denuncias en medios de prensa y de organismos internacionales sobre el caso, los médicos han atendido los problemas de salud de Prieto Ricardo. No obstante «la Seguridad del Estado lo sigue tratando como un criminal, porque a la hora de hacerle las pruebas lo llevan esposado y rodeado por al menos siete guardias», comentó la madre. 

En una carta enviada al Gobierno español, Ricardo Hidalgo había dicho que temía por la vida de su hijo. «Estoy segura de que mi hijo no va a aguantar mucho tiempo en esas condiciones, él sabe que está encarcelado injustamente». 

Prieto Ricardo fue condenado a 12 años de cárcel por su participación en las protestas del 11J en Holguín. Su familia denunció que en la fase de instrucción penal fue sometido a constantes y prolongados interrogatorios en los que se emplearon técnicas de tortura psicológica. El joven fue uno de los manifestantes acusados del delito político de sedición.

El abogado español que atiende el caso de Prieto Ricardo, Enmanuel Oliva, expresó a DIARIO DE CUBA que los funcionarios del Consulado Español en La Habana se niegan a ofrecerle información sobre las gestiones que han hecho ante las autoridades cubanas. 

»Los funcionarios del Consulado español en Cuba se niegan a otorgarme un poder general para pleitos y otras facultades a mi favor, se niegan a inscribir en el registro civil consular la renuncia de Mario Josué a su ciudadanía cubana, todo ello en contra de lo que establece la legislación española», dijo el abogado Oliva. 

Prieto Ricardo es uno de los presos políticos con problemas de salud por los que manifestó preocupación el Observatorio Cubano de Derechos Humanos. Esta organización exigió en agosto pasado que la Cruz Roja Internacional y el Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria de la ONU tuvieran acceso a las cárceles de la Isla. 

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%