El policía que asesinó al músico en Baracoa habría matado antes en La Habana

‘¿Por qué lo tenían de policía si sabían todo eso? ¿Qué hacía la Contrainteligencia?’, cuestiona el hermano de Roldy Polo Pérez en la despedida de duelo.

El hermano de la víctima durante el sepelio. JUAN DAVID ECHEZABAL / YOUTUBE

El asesino del músico Roldy Polo Pérezbaleado por un agente policial con su arma de reglamento durante una riña por motivos personales en Baracoa, Guantánamo, habría matado antes, mientras se desempeñaba como miembro del cuerpo policial en La Habana.

Así lo afirmó Rafael Pérez, hermano de la víctima, en la despedida del duelo del individuo, muerto durante su fiesta de cumpleaños, cuando se produjo la riña.

«Ahora nos buscan como opositores, nos citan, nos asustan, nos siguen amenazando», denunció a toda voz el hermano de la víctima durante el sepelio, ante una multitud de personas reunidas en el lugar y entre llantos de mujeres.

«¿Por qué? Porque discutimos nuestros derechos, porque estamos dolidos con la injusticia que le han hecho a nuestro hermano. (…) Nosotros somos personas dolidas. Nos duele que nos arrebataron la vida de nuestro hermano. ¿Qué le digo a sus seis hijos? ¿Qué le digo a su niño de cuatro años que cree que su papá ahora va al cielo y que algún día lo van a ver?».

En referencia al asesino, señaló: «Ese cobarde ya había arrebatado una vida en La Habana. Lo trajeron de traslado para Baracoa. (…) Cada vez que se ajuma (emborracha) empieza a tirar tiros al aire. Ayer no le bastó. Tiró un tiro en su casa, tiró un tiro en el puente de Vega Larga y cuando llegó a la portería de mi hermano lo baleó en su casa».

Se refirió a comentarios que le hicieron otros policías después de lo ocurrido: «‘Nosotros sabíamos que él era un corrupto’. ¿Y por qué lo tenían allí? ¿Por qué lo tenían de policía si sabían todo eso? ¿Qué hacía la Contrainteligencia que tenía a ese hombre vestido de policía patrullando por las calles donde transitan personas honorables? ¿Qué pasó con los principios de Martí?».

Subrayó que los próceres cubanos querían patria para los pobres y humildes, «pero los pobres y humildes ahora estamos con miedo. ¿Qué hacer? Sigan diciendo que yo soy un opositor», advirtió, a lo que un presente dijo: «Yo quisiera serlo también. No quiero saber de esta mierda aquí».

«Yo soy un hermano dolido», finalizó el Rafael Pérez.

De acuerdo con otros videos compartidos en redes sociales, Roldy Polo Pérez fue velado en la sede de la Casa de Cultura de Jamal, donde los reunidos clamaron «¡Abajo el MININT!» y exigieron: «¡Canel, queremos justicia!»

Ante los reportes en redes sociales y medios independientes de lo sucedido, el miércoles el Ministerio del Interior (MININT) cubano acusó a esos reportes de intentar «afectar la imagen de la Policía Nacional Revolucionaria».

Mencionando el nombre de la víctima, pero sin indicar que se trataba de un músico y promotor cultural reconocido en la zona, una nota oficial sobre los hechos confirmó el crimen, no sin antes señalar que el fallecido y el agente policial «sostuvieron una acalorada discusión por problemas personales y bajo los efectos de la ingestión de bebidas alcohólicas se agredieron mutuamente».

«El imputado está detenido y al proceso investigativo se le dará curso conforme a lo establecido en las normas jurídicas vigentes en nuestro país», apuntó la nota, que no reveló el nombre del homicida, aunque precisó que el policía «estaba fuera de servicio».

«Es absurdo manipular e inventar versiones que no tienen nada que ver con la realidad, para tratar de afectar la imagen de la PNR y de manera oportunista atacar a la Revolución por medios subversivos enemigos en las redes sociales», finalizó el texto.

El MININT no suele reportar los hechos de violencia en los que se ven implicados sus agentes. Por el contrario, cuando hace referencia a la muerte de civiles a manos de policías suele criminalizarlos y destacar su presunto prontuario delictivo, como hiciera en los casos de Yamisel Díaz Hernández y Hansel Ernesto Hernández, ambos ultimados por agentes de servicio en 2020.

A propósito de tales casos, las autoridades nunca hacen público el resultado de las investigaciones sobre esos sucesos ni, en caso de que se tomaran medidas, qué sanciones aplicaron a los agentes implicados.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%