El periodista cubano preso Lázaro Yuri Valle, sin derecho a tomar sol por negarse a gritar consignas revolucionarias

‘Lo están asesinando física y mentalmente en prisión’, denuncia Eraldis Frómeta Polanco, esposa de Valle Roca.

Detención del periodista cubano en plena calle en diciembre de 2015. AFP

Al periodista Lázaro Yuri Valle Roca, encarcelado sin fecha de juicio hace más de cinco meses, lo estarían «asesinando física y mentalmente en prisión», según denunció a Radio Martí su esposa, Eraldis Frómeta Polanco, tras la visita conyugal el pasado 9 de diciembre en el Combinado del Este, donde está recluido el reportero.

«Se niega a gritar consignas revolucionarias como le instruyen los carceleros, de ahí que le nieguen el derecho a tomar sol y le hayan limitado la comunicación con su familia», relató al medio norteamericano la Dama de Blanco.

«En estos momentos, mi esposo tiene el cuerpo lleno de manchas. No descarto que sea producto de una insuficiencia renal, porque lleva más de 176 días sin recibir atención médica especializada. Solo lo han visto los médicos del penal. Además, tiene gripe», aseguró Frómeta, después de una visita que debió durar seis horas, pero solo le permitieron tres.

También expresó preocupación porque los resultados de los análisis de sangre que le hicieron a su esposo hace cinco semanas aún no han llegado.

«A Yuri lo esposaron y encadenaron de la cintura hacia abajo, como si fuera un criminal, escoltado por dos guardias. El oficial (Osmani) intentó asegurarme que mi esposo recibe atención médica, o sea, desvirtuar las denuncias que estoy haciendo contra el régimen penitenciario», afirmó Frómeta, quien teme que el padecimiento de un fallo renal provoque una libertad involuntaria y «me lo envíen a morir a la casa».

«Según me dijo el militar, esta semana Yuri sería llevado al Hospital Miguel Enríquez (La Benéfica) para que lo evalúe un nefrólogo. Hasta este lunes, que hablé con él, no había recibido noticias sobre el tema», dijo.

«Mi esposo continúa delicado de salud tras el fallo renal sin recibir asistencia médica. Le está subiendo mucho la presión y solo lo están medicando con diurético. Hoy no se me permito pasarle el medicamento para la presión. Sin embargo, a otros familiares si se les recogió», había denunciado Frómeta en redes sociales el 27 de noviembre.

«Un fallo renal es algo muy peligroso para la vida y, sin asistencia médica, mucho más grave se está tornando la salud de él. Continúa con problemas en los riñones (…). No lo ha visto ningún nefrólogo, no lo ha visto un especialista en piel», dijo a finales de noviembre, tras más de un mes sin poder visitar a su esposo.

«Las visitas debían ser cada 15 días, que era como que las estaban dando, pero le hicieron el cambio para 40 días, me dijo. No le dan un motivo, no le dicen el por qué del cambio, si aún no está sancionado. Las visitas cada ese tiempo son para las personas que ya están sancionadas, es lo que está estipulado dentro del Código de Régimen Penitenciario«, añadió Frómeta.

Sobre los malos tratos que ha sufrido en el penal, la activista ha denunciado que «primero estuvo incomunicado, después lo pusieron en la compañía de los manifestantes de La Güinera del 11 de julio, y como a los dos días lo sacaron al patio porque querían que cantara una canción que decía ‘viva la Revolución‘, pero como se negó a hacer ese papelazo absurdo le dijeron que lo procesarían. La realidad es que lo han cambiado de compañía cuatro veces».

Lázaro Yuri Valle Roca es uno de los tres comunicadores presos en Cuba junto al influencer El Gato de Cuba (Yoandi Montiel) y el reportero de ADN Cuba Esteban Rodríguez. Todos se encuentran en prisión provisional a la espera de juicio, en una fecha aún por determinar.

A finales de octubre, la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) condenó el encarcelamiento de los tres comunicadores.

Lázaro Yuri Valle Roca está preso desde el pasado 15 de junio «porque el día 14 de junio fue a cubrir como periodista el lanzamiento de unas octavillas con frases martianas y de Antonio Maceo por parte de otros activistas en la calle Zanja, en Centro Habana», contó su esposa. 

La vivienda de la pareja fue allanada por la policía política el día 17 de junio en busca de alguna prueba para incriminar al periodista independiente. Sin embargo, solo pudieron llevarse unos pocos papeles con frases martianas y la foto de un agente de la Seguridad del Estado.

La activista ha responsabilizado a Miguel Díaz-Canel y a Raúl Castro por cualquier cosa que le suceda a Valle Roca, nieto del fallecido secretario general del Partido Socialista Popular, Blas Roca Calderío.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%