El PCC recluta universitarios en provincia para que le hagan propaganda ‘en el escenario digital’

El aparato ideológico del régimen cubano pide ‘ser más creativos y originales para atraer sobre todo a los públicos jóvenes’.

El jefe del Departamento Ideológico del PCC, Rogelio Polanco, con trabajadores del semanario oficial ‘Escambray’. PRENSA LATINA

Los estudiantes universitarios tienen que convertirse en «actores en los escenarios digitales«, exigió Rogelio Polanco, jefe del Departamento Ideológico del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC) durante una visita de las autoridades del Gobierno a Sancti Spíritus.

Polanco, exembajador del régimen cubano en Venezuela, intercambió con estudiantes de la Universidad José Martí de esa provincia sobre su presencia en las plataformas digitales, una obsesión del Gobierno para la cual destina cuantiosos recursos y usa a un número indeterminado de personas que atacan a los críticos y replican el discurso oficial, popularmente conocidos como «ciberclarias«.

Los dirigentes cubanos en Sancti Spíritus, encabezados por Miguel Díaz-Canel, visitaron Sancti Spíritus hasta el viernes para conocer el estado de cumplimiento de los acuerdos derivados del 8vo. Congreso del PCC, celebrado en abril de 2021.

Polanco manifestó el mismo interés en la emisora Radio Sancti Spíritus, donde pidió «ser más creativos y originales para atraer sobre todo a los públicos jóvenes en tiempos cuando los adelantos de Internet imponen nuevos retos», según la agencia oficial Prensa Latina.

Según el reporte, allí instó a crear pequeños espacios exclusivamente destinados para la web, como una «forma diferente de llegar a los públicos».

Asimismo, el funcionario preguntó por el proceso de inclusión de jóvenes en la militancia del PCC, otra preocupación de las autoridades, que saben del desinterés de la mayoría de los cubanos por integrar ese aparato político.

El antecesor de Polanco en el cargo al frente de la propaganda en el PCC, Víctor Gaute, había reconocido en 2021 que el régimen «libra una guerra cultural e ideológica en las redes sociales», ocasión en que Raúl Castro reconoció que el partido «no está satisfecho» con lo logrado en la labor ideológica.

Castro dijo entonces que «se ha redoblado el programa de subversión contra la nación para desmontar el modelo de desarrollo y mostrar la restauración capitalista como única alternativa. La política norteamericana pone especial atención en grupos como jóvenes, mujeres, artistas, deportistas y en temas como la identidad de género, animales y medio ambiente para desconocer las instituciones existentes».  

«No debe existir espacio para la ingenuidad a estas alturas ni entusiasmo desmedido por las nuevas tecnologías sin asegurar la seguridad informática. La mentira y las noticias falsas ya no tienen límites, ponen a Cuba como una sociedad moribunda y que no tiene solución, para promover el estallido social», dijo el general.

A pesar de esos llamados, las redes sociales son un medio de denuncia para los ciudadanos donde reflejan los problemas que enfrentan a diario. Precisamente las redes, que fueron el vehículo para el estallido social del 11J, se han convertido en fuente de preocupación del régimen, que ha tenido que criminalizar a quienes las utilizan para exponer las verdades que les molestan.

En su más reciente informe sobre la libertad de internet, la organización Freedom House indicó que «Cuba tiene uno de los entornos mediáticos más restrictivos del mundo».

En ese reporte, la Isla bajó del puesto 22 al 21 con respecto a 2020 en lo que a la libertad global de internet se refiere, al reportar incidencias como restricciones en las redes, bloqueo de las redes sociales y sitios web, uso de trolls pro régimen y represión y arresto de personas por el uso que hacen de sus redes.

El Informe reconoció que, pese a «mejorías en la infraestructura técnica, Cuba tiene una de las tasas de conectividad más bajas del Hemisferio Occidental, el acceso regular a internet sigue siendo demasiado caro y la conexión es pobre».

Asimismo, en abril de 2021 «el Gobierno anunció la adopción del Decreto Ley 35, que impone amplias obligaciones a los proveedores de servicios de censurar el contenido online sin supervisión judicial o medidas de transparencia».

Del mismo modo, el régimen continuó «usando el Decreto Ley 370 para arrestar arbitrariamente, multar, confiscar los equipos de periodistas independientes».

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%