El papa Francisco ya se encuentra en Irak para su histórica visita de tres días

Anuncios
El Papa Francisco llega al Aeropuerto Internacional de Bagdad, Irak, el 5 de marzo de 2021. © Reuters/Yara Nardi

El papa Francisco aterrizó en Bagdad, Irak, tras un recorrido de cuatro horas y media que partió desde Roma, Italia este 5 de marzo. El pontífice inicia así la primera visita en la historia de un pontífice a este país, predominantemente musulmán. La gria en la que recorrerá varias provincias de la nación se extenderá hasta el próximo 8 de marzo , en un desafío a los problemas de seguridad en suelo iraquí y la pandemia del Covid-19. El Vaticano señala que se han tomado todas las medidas para minimizar riesgos.

Un avión de la aerolínea Alitalia que transporta al Papa Francisco, de 84 años, a miembros de su equipo y a alrededor de 75 periodistas, aterrizó en el Aeropuerto Internacional de Bagdad, tras un viaje de alrededor de cuatro horas que inició desde el aeropuerto Leonardo da Vinci de Roma, este 5 de marzo.

El máximo representante de la iglesia católica descendió solo de la aeronave, a alrededor de las 2 de la tarde, hora local, mientras lo esperaba un séquito de funcionarios locales, con una alfombra roja y honores militares. Las banderas de Irak y de la Ciudad del Vaticano ondearon frente al aeropuerto por su llegada.

«Este es un viaje emblemático y es un deber hacia una tierra que ha sido martirizada durante tantos años», dijo Francisco, antes de ponerse una mascarilla y saludar a cada persona individualmente, sin estrechar la mano.

El primer ministro iraquí, Mustafa Al-Kadhimi, le da la bienvenida al Papa Francisco cuando llega al aeropuerto internacional de Bagdad para comenzar su histórica gira. En Bagdad, Irak, el 5 de marzo de 2021. © Iraqiya TV/Vía Reuters

Posteriormente inició la ceremonia oficial de recibimiento en la términal aérea en la que se reunió con el primer ministro, Mustafa Al-Kadhimi, y a la que también asistieron representantes y miembros de la comunidad cristiana de Irak.

Poco después, Francisco emprendió un recorrido por las carreteras de Bagdad, acompañado de un extenso convoy de seguridad con decenas de motocicletas de la Policía que rodearon el vehículo negro en el que se transportó hasta llegar a la catedral de Nuestra Señora de la Salvación.

A diferencia de otras visitas del Papa a diferentes países, en esta ocasión no hubo grandes despliegues de personas por las calles para observar el paso de su caravana, debido a las estrictas restricciones en este país por la pandemia del Covid-19.

Las dudas por la seguridad del Papa

Un amplio dispositivo de seguridad ha sido desplegado para proteger al pontífice que desarrolla su visita justo pocos días después de un nuevo ataque con misiles y bombas, lo que ha despertado las alarmas.

El miércoles por la mañana, 10 cohetes aterrizaron en una base aérea que alberga a las fuerzas militares estadounidenses e iraquíes. Horas después de esa embestida, el Papa reafirmó su viaje al señalar que no puede defraudar a la minoría católica de la nación.

Algunos grupos militantes chiítas se han opuesto a su viaje, enmarcándolo como una interferencia occidental en los asuntos de Irak. Pero muchos iraquíes esperan que pueda ayudar a fomentar una nueva visión de su país.

El Vaticano ha asegurado que el propósito es reconfortar a los católicos que han sufrido un asedio particular por su religión y extender su mensaje de unión a todos independientemente del credo que practiquen. De hecho, en Ur, sur del país está programada una oración conjunta con musulmanes, yazidíes y sabeos, en un gesto de unión más allá de la religión.

«Puede que no cambie mucho sobre el terreno, pero al menos si el Papa lo visita, la gente verá nuestro país bajo una luz diferente, no solo con bombas y guerra», dijo Ali Hassan, un residente de Bagdad.

Aunque este viaje se da en medio de una pandemia, el Vaticano aseguró que en coordinación con las autoridades locales se han tomado todas las medidas necesarias para minimizar riesgos como la drástica disminución de aforo permitido en los sitios seleccionados. En la mayoría habrá un máximo de cien personas. El religioso y el equipo que lo acompaña ya han sido vacunados contra el Covid-19.

Francisco visitará bastiones cristianos y ciudades predominantemente musulmanas

La gira que se extenderá hasta el próximo 8 de marzo recorrerá al menos seis ciudades tanto del norte como del sur del país, según ha señalado el Vaticano. Realizará los trayectos en avión, helicóptero y algunos los hará previsiblemente en un vehículo blindado, hasta alcanzar áreas de esta nación a donde la mayoría de dignatarios extranjeros no ha podido llegar.

Su primera parada es Bagdad, donde emitirá un discurso desde la catedral Nuestra Señora de la Salvación. El mismo lugar donde en 2010 grupos de yihadistas asesinaron a 53 personas, entre feligreses, sacerdotes y miembros de las fueras de seguridad.

La persecución y los abominables crímenes de movimientos extremistas como el autodenominado Estado Islámico contra los cristianos en este país redujo notablemente su presencia. Se estima que actualmente hay entre 200.000 y 300.000 de los 1,5 millones que vivían en este territorio antes de la invasión estadounidense que derrocó a Saddam Hussein en 2003.

El primer Papa latinoamericano también llegará hasta Nayaf y Ur, en el sur del país; y Mosul, Qaraqosh y Erbil, en el norte, donde concluirá su visita oficial el domingo.

TOMADO DE FRANCE24

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.