El ‘pagador de promesas’ cubano llega a Bayamo tras recorrer más de 700 kilómetros

Al cubano Omar Quintero Montes de Oca solo le restan unos 130 kilómetros para llegar al santuario de la Virgen de la Caridad del Cobre y cumplir su promesa.

El pagador de promesas en Camagüey. ALEJO RODRÍGUEZ/FACEBOOK

Rodeado por decenas de personas, el cubano Omar Quintero Montes de Oca, conocido como el «pagador de promesas», llegó este sábado a la ciudad de Bayamo, en la provincia de Granma, tras recorrer más de 700 kilómetros desde que salió el pasado 15 de enero del municipio habanero de Marianao.

La llegada de Quintero Montes de Oca fue transmitida en directo a través de las redes sociales de la televisora estatal CNC TV Granma, y en las imágenes se pudo ver al cubano acompañado de decenas de personas que lo vitoreaban, así como personal de salud y policial.

Tras su llegada a la provincia de Granma solo le restan unos 130 kilómetros para llegar a Santiago de Cuba, donde se encuentra el santuario de la Virgen de la Caridad del Cobre, a quien el «pagador de promesas» le agradecerá por la salud de su hijo.

El caso es que el hijo de Quintero Montes de Oca ha vivido más de lo que le pronosticaron los médicos tras la detección de un tumor en el mediastino 11 años atrás, y por ello su padre decidió recorrer los más de 800 kilómetros que separan a su vivienda del santuario de El Cobre para agradecer a la virgen.

Durante el recorrido, que inició en solitario, Montes de Oca ha ido adquiriendo popularidad al punto de que los cubanos lo reciben con vítores en cada pueblo o ciudad a la que llega, en ocasiones protegido por la Policía.

A sus 56 años de edad»el pagador de promesas» arrastra un carrito que él mismo construyó para resguardar una imagen de la patrona de Cuba, donde lleva grabada la ruta y el nombre de su hijo, Lázaro Quintero Bermúdez, la razón de una travesía que se ha convertido en un fenómeno social.

Recientemente Quintero Montes de Oca causó polémica al pedir al dúo oficialista cubano Buena Fe que lo recibiera en el santuario de la virgen con el propósito de que interpretaran su canción «Valientes», a lo que los músicos respondieron de forma afirmativa.

Las multitudes que atrae el cubano a su paso son de tal magnitud que con frecuencia le cuesta avanzar, pero no se queja y mantiene la vista puesta en El Cobre, para postrarse a los pies de la virgen patrona de Cuba, por la salud de su hijo y a pesar de sus dolencias.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%