El oro venezolano en el Banco de Inglaterra no es de Maduro, decide la Corte Suprema británica

La institución otorga una victoria parcial a Juan Guaidó frente al gobernante, quien reclama el metal precioso.

Nicolás Maduro con un lingote de oro venezolano. ABC

La Corte Suprema británica otorgó una victoria parcial el lunes al líder opositor venezolano Juan Guaidó frente a Nicolás Maduro, al reenviar al fuero comercial el caso del oro del país latinoamericano guardado en el Banco de Inglaterra y cuyo control se disputan ambos.

Al dar razón a la apelación de Guaidó, la Corte aleja al Gobierno de Venezuela de 31 toneladas de oro que tienen un valor de cerca de 1.600 millones de dólares, a las que Maduro pide acceso.

«No podrá saquearlo», celebró en Twitter el líder opositor, quien añadió que «el oro de las reservas internacionales continuará protegido en el Banco de Inglaterra».

«La dictadura no podrá saquearlo, como hizo con los fondos públicos que generó esta emergencia humanitaria», agregó, en referencia a los recursos destinados a enfrentar la pandemia del Covid-19.

«Continuaremos dedicados a ejercer nuestro deber constitucional de proteger los activos de la República para las generaciones futuras y a promover elecciones presidenciales libres y justas en Venezuela, con el propósito de poner fin al sufrimiento del pueblo venezolano y rescatar nuestra democracia», señaló.

Tras juzgar que los tribunales británicos no pueden contradecir al Poder Ejecutivo, que considera a Guaidó como presidente interino, «queda saber si los fallos emitidos por la Corte Suprema de Venezuela pueden ser reconocidos aquí. El caso es reenviado al Tribunal de Comercio», afirmó el alto tribunal en un comunicado citado por AFP.

La Corte Suprema aseguró de todos modos que «los tribunales británicos se negarán a reconocer cualquier veredicto de una jurisdicción extranjera, como los de la Corte Suprema de Venezuela, si entran en conflicto con nuestra política nacional», que incluye reconocer a Guaidó como presidente.

Ambas partes designaron comités de gestión del Banco Central de Venezuela (BCV) «que han dado instrucciones divergentes sobre las reservas internacionales del país» depositadas en el Banco de Inglaterra. El BCV nombrado por Maduro quiere recuperar las toneladas de oro depositadas en el banco británico, pero por ahora no puede acceder por el reconocimiento de Londres a Guaidó.

Guaidó es considerado el presidente interino por unos cincuenta gobiernos que, por ende, no reconocieron la reelección de Maduro en 2018.

En 2020, el BCV recurrió a la Justicia británica, que inicialmente falló a favor de Guaidó, pero el Tribunal de Apelaciones anuló la sentencia y el bando del opositor decidió llevar el caso ante la Corte Suprema.

Los abogados de Maduro argumentan que Gran Bretaña reconoce efectivamente su Presidencia, en particular en las relaciones diplomáticas. Según ellos, el oro depositado en el Banco de Inglaterra podría, entre otras cosas, ayudar a financiar la lucha contra el Covid-19.

Según los datos oficiales, Venezuela, de 30 millones de habitantes, registró 440.000 contagios y más de 5.000 muertos a causa del nuevo coronavirus. Tanto la oposición como algunas ONG acusan a Caracas de falsear las estadísticas.

El Gobierno de Guaidó asegura en cambio que el dinero se usaría para reprimir el pueblo o llenaría los bolsillos de una «cleptocracia».

«El reconocimiento de Guaidó va en contra de la realidad sobre el terreno. Sus designados no tienen capacidad para actuar en nombre del Banco Central de Venezuela de manera efectiva, ni para representarlo en ningún procedimiento legal internacional», reaccionaron los abogados que actúan para la junta del BCV, respaldada por Maduro, que consideraron que el Reino Unido debería «dejar de interferir en los asuntos internos» de su país.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%